Contact Us     Maps & Directions     About Us
Find a Provider
Your Medical Home
Find a Facility
Plan Your Visit
Find a Provider
Giving
Mother Frances Hospital
Heart Hospital
Neuroscience Institute
Orthopedics and Sports Medicine
Información de la salud de búsqueda    Cáncer de testículo

Cáncer de testículo

Generalidades del tema

¿Qué es el cáncer de testículo?

El cáncer de testículo se produce cuando las células que no son normales crecen en forma descontrolada en los testículos . Tiene altas probabilidades de curarse, especialmente cuando se detecta en forma temprana.

Los testículos son dos órganos sexuales masculinos que producen y almacenan los espermatozoides . Están ubicados en una bolsa debajo del pene, que se llama escroto . Los testículos también producen la hormona testosterona .

El cáncer de testículo es raro. Pero es el cáncer más común en los hombres jóvenes.

La mayoría de los cánceres de testículo comienzan en las células que producen espermatozoides. Estas células se llaman células germinativas. Los dos tipos principales de cánceres testiculares de células germinativas son los seminomas y los no seminomas. Los seminomas crecen y se diseminan lentamente y responden a la radioterapia. Los no seminomas crecen y se diseminan más rápidamente que los seminomas. Hay varios tipos diferentes de cáncer no seminoma.

Este tema cubre cáncer seminoma y no seminoma. No cubre cánceres testiculares de células no germinativas, como los tumores de células de Leydig.

¿Cuál es la causa del cáncer de testículo?

Los entendidos no saben cuál es la causa del cáncer de testículo. Pero algunos problemas, tales como tener un testículo no descendido o el síndrome de Klinefelter , pueden aumentar el riesgo de un hombre de tener este cáncer. La mayoría de los hombres que padecen cáncer de testículo no tienen ningún factor de riesgo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más comunes de cáncer de testículo incluyen:

  • Un bulto o inflamación en el escroto que puede doler o no.
  • Una sensación de pesadez en el escroto.
  • Un dolor sordo o una sensación de presión en la parte inferior del abdomen o en la ingle.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de testículo?

La mayoría de los hombres detectan el cáncer de testículo ellos mismos por casualidad o durante un autoexamen . O bien, un médico puede detectarlo durante un examen físico de rutina.

Debido a que otros problemas pueden causar síntomas como los del cáncer de testículo, su médico puede pedir pruebas para averiguar si tiene otro problema. Estas pruebas pueden incluir análisis de sangre y exámenes de diagnóstico por imágenes de los testículos, como una ecografía o una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) .

Si estas pruebas indican señales de cáncer, se lo operará para extirpar el testículo. La cirugía es la única manera de saber con certeza si usted tiene cáncer de testículo y la clase de cáncer que tiene. Esta información también ayuda a planificar cualquier otro tratamiento que pueda necesitar.

¿Cómo se trata?

Para algunos hombres, es posible que todo lo que se necesite sea una operación para extirpar el testículo. El tipo y la etapa del cáncer ayudarán a su médico a saber si usted necesita más tratamiento.

El tratamiento después de la cirugía puede incluir vigilancia , quimioterapia o radioterapia . Suele utilizarse la quimioterapia para el cáncer que se ha propagado a otras partes del cuerpo. En algunos casos, se utiliza la cirugía para extraer ese tipo de cáncer.

¿Cómo lo afectará tener cáncer de testículo?

En la mayoría de los casos, extirpar un testículo no causa problemas sexuales a largo plazo ni le impide engendrar. Pero si tenía estos problemas antes del tratamiento, la cirugía puede empeorarlos. Y otros tratamientos para el cáncer pueden volverlo estéril. Quizá desee pensar en guardar semen en un banco de semen. Hable con su médico si tiene preguntas o inquietudes sobre problemas sexuales o sobre si puede engendrar hijos.

Algunos hombres eligen ponerse un testículo artificial o prostético. Un cirujano coloca el testículo artificial en el escroto, para mantener el aspecto normal de los genitales.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del cáncer de testículo:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Cómo vivir con el cáncer de testículo:

Herramientas de salud Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Cáncer de testículo: ¿Qué tratamiento debería realizarme para tratar el cáncer de testículo no seminoma en etapa I después de mi cirugía?
  Cáncer de testículo: ¿Qué tratamiento debería realizarme para tratar el cáncer de testículo seminoma en etapa I después de mi cirugía?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Cáncer: Cómo controlar el dolor asociado con el cáncer

Causa

Los entendidos no saben cuál es la causa del cáncer de testículo. Pero algunos problemas, tales como tener un testículo no descendido o el síndrome de Klinefelter , pueden aumentar el riesgo de un hombre de tener este cáncer. La mayoría de los hombres que padecen cáncer de testículo no tienen ningún factor de riesgo.

Síntomas

Los síntomas comunes de cáncer de testículo incluyen:

  • Una inflamación o un bulto en uno o ambos testículos. Puede que tenga o que no tenga dolor en los testículos o el escroto.
  • Una sensación de pesadez en el escroto.
  • Un dolor sordo o una sensación de presión en la parte inferior del abdomen o en la ingle.

A veces, estos síntomas pueden ser causados por otros problemas, como un hidrocele o epididimitis .

Síntomas del cáncer de testículo avanzado

El cáncer de testículo que se ha propagado (metastatizado) más allá de los testículos y de los ganglios linfáticos regionales hacia otros órganos puede causar otros síntomas según la zona del cuerpo afectada. Los síntomas de un cáncer de testículo en etapa tardía pueden incluir:

  • Dolor sordo en la parte baja de la espalda y el abdomen.
  • Falta de energía, sudoración sin un motivo claro, fiebre o una sensación general de enfermedad.
  • Falta de aire, tos o dolor en el pecho.
  • Dolor de cabeza o confusión.

Qué sucede

En la mayoría de los casos, la primera señal de cáncer de testículo es un cambio en el tamaño o en la forma de uno o ambos testículos. Este cambio no suele causar dolor, aunque puede haber dolor. Si no se nota o no se trata, el cáncer de testículo puede propagarse (metastatizarse) a otras zonas del cuerpo.

Después de que se le diagnostique cáncer de testículo, usted y su médico comenzarán a planificar su tratamiento. Casi todos los hombres con cáncer testicular se someten a una cirugía. Tras la cirugía, quizá tenga otros tratamientos si es necesario. Esto depende de sus decisiones, del tipo de células involucradas y de la etapa del cáncer.

El cáncer de testículo es una de las formas de cáncer más curables, sobre todo durante las etapas tempranas. Si tiene síntomas de cáncer de testículo, consulte al médico tan pronto como sea posible.

Qué aumenta el riesgo

Varias cosas pueden aumentar sus probabilidades de tener cáncer de testículo. Estos factores de riesgo incluyen:

La mayoría de los hombres que contraen cáncer de testículo no tienen ningún factor de riesgo conocido.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico tan pronto como sea posible si tiene algún síntoma de cáncer de testículo, entre los que se incluyen:

  • Una inflamación o un bulto en uno o ambos testículos. Puede que tenga o que no tenga dolor en los testículos o el escroto.
  • Una sensación de pesadez en el escroto.
  • Un dolor sordo o sensación de presión en la parte baja del abdomen o en la ingle.

Vigilancia

Algunos tipos de cáncer testicular en etapa temprana se manejan exitosamente con una estrategia posoperatoria de "esperar y observar". Esta opción consiste en exámenes frecuentes, así como análisis de sangre y pruebas de diagnóstico por imágenes para vigilar su estado. La vigilancia quizás le permita evitar los efectos secundarios a causa de otros tratamientos de seguimiento, tales como quimioterapia y radioterapia.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que pueden evaluar sus síntomas y su riesgo de tener cáncer de testículo incluyen:

Los profesionales de la salud que pueden manejar su tratamiento para el cáncer incluyen:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Si se sospecha cáncer de testículo, su médico le hará algunas pruebas. Las pruebas pueden incluir:

Si la ecografía y los análisis de sangre sugieren cáncer de testículo, un médico extirpará quirúrgicamente el testículo afectado. Se analizará para detectar cáncer. Si se detecta cáncer, quizás le hagan otras pruebas, tales como radiografías, tomografías computarizadas o resonancias magnéticas (MRI, por sus siglas en inglés) , para determinar la etapa del cáncer.

Exámenes y pruebas periódicas

Durante su tratamiento del cáncer de testículo, su médico establecerá un minucioso programa de seguimiento para supervisar su recuperación, especialmente si está bajo vigilancia . Estos exámenes y estas pruebas pueden continuar por varios años. Además de los exámenes físicos, su programa de seguimiento puede incluir:

  • Exámenes periódicos de diagnóstico por imágenes, como radiografías de pecho o tomografías computarizadas.
  • Análisis de sangre para revisar los niveles de marcadores tumorales en la sangre. Los niveles de marcadores tumorales que sean estables o que aumenten después de haberse tratado pueden ser una señal de más cáncer.

Detección temprana

El autoexamen testicular puede ayudar a detectar el cáncer de testículo. Estos cánceres pueden descubrirse primero como un bulto indoloro o un testículo agrandado durante un autoexamen.

Algunos médicos recomiendan que los hombres de 15 a 40 años de edad se hagan autoexámenes testiculares (TSE, por sus siglas en inglés) mensualmente. Pero muchos médicos no creen que un TSE mensual sea necesario para los hombres que corren un riesgo promedio de cáncer de testículo. Un TSE mensual puede ser recomendable para los hombres que corren alto riesgo de este tipo de cáncer. Esto incluye a hombres que tienen antecedentes de un testículo no descendido o antecedentes familiares o personales de cáncer de testículo.

Generalidades del tratamiento

Si se le diagnostica cáncer de testículo, su médico le explicará el tipo de cáncer que tiene, si se ha propagado más allá del testículo (metastatizado) y las posibilidades de curarlo. Usted y su médico hablarán de las opciones de tratamiento y los posibles resultados de esos tratamientos. El cáncer de testículo es altamente curable, sobre todo cuando se diagnostica en una etapa temprana.

Si el cáncer no se trata en sus etapas incipientes, puede que se propague (metastatice) a los ganglios linfáticos y los pulmones, el hígado, el cerebro y los huesos. Pero, a menudo, el cáncer testicular que se ha diseminado aún puede tratarse exitosamente.

Algunos tratamientos para el cáncer aumentan su riesgo de esterilidad. A menos que esté seguro de que no quiere procrear un hijo en el futuro, hable con su médico de cómo almacenar semen antes de todo tratamiento para el cáncer testicular.

El tratamiento comienza con una cirugía (orquiectomía) para extirpar el testículo afectado. Después de la cirugía, dependiendo del tipo de células cancerosas presentes y si el cáncer se ha diseminado a otras zonas de su cuerpo (etapa), es posible que solo requiera vigilancia . O es posible que necesite tratamiento adicional.

La mayoría de los cánceres testiculares son o seminomas o no seminomas. La diferencia principal entre los dos es que los seminomas crecen y se diseminan lentamente y responden a la radioterapia. Los no seminomas crecen y se diseminan más rápidamente que los seminomas. No responden a la radiación.

Seminomas

Los seminomas son la clase de cáncer de testículo que crece y se extiende lentamente. Después de la cirugía, los tratamientos pueden incluir:

Para los seminomas que están más avanzados (cánceres en etapa II o etapa III), los tratamientos comienzan con una cirugía (orquiectomía) y pueden incluir radiación, quimioterapia o quimioterapia en combinación. Después de la quimioterapia, es posible que las masas de tejido que queden tengan que extirparse con una operación.

No seminomas

Los no seminomas son la clase de cáncer de testículo que crece y se extiende más rápidamente que los seminomas. No responden bien a la radioterapia. Después de la cirugía, los tratamientos pueden incluir:

Para los no seminomas que están más avanzados (cánceres en etapa II o etapa III), los tratamientos comienzan con cirugía (orquiectomía) y pueden incluir una cirugía para extirpar los ganglios linfáticos, quimioterapia o quimioterapia en combinación. Después de la quimioterapia, si es posible, se extirpará cualquier masa de tejido que quede.

Opciones de tratamiento

Si se le detectó temprano el cáncer, puede que tenga opciones con respecto al tratamiento posterior. Hable con su médico de los riesgos y posibles efectos secundarios de cada opción de tratamiento.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Cáncer testicular: ¿Qué tratamiento debería hacerme para tratar el cáncer de testículo seminoma en etapa I después de mi cirugía?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Cáncer testicular: ¿Qué tratamiento debería hacerme para tratar el cáncer de testículo no seminoma en etapa I después de mi cirugía?

Atención de seguimiento

Tras el tratamiento, es importante recibir atención de seguimiento. Esta atención puede conducir a la detección y el manejo tempranos del cáncer recurrente. Su programa de seguimiento regular puede incluir:

Un diagnóstico de cáncer testicular significa que usted va a ver a su médico con regularidad por muchos años. Es una buena idea formar una relación duradera basada en la confianza y el intercambio de información. Su médico puede darle consejos sobre los cambios que debe hacer en su vida para ayudar a que el tratamiento tenga éxito.

Cáncer que ha vuelto

El cáncer de testículo que ha reaparecido (recurrente) puede descubrirse durante un examen físico, por medio de un examen por imágenes o como resultado del aumento de los niveles de marcadores tumorales . En algunos casos, el cáncer recurrente puede tratarse con éxito. Esto es especialmente cierto si el cáncer se ha propagado solamente a los ganglios linfáticos en la pelvis, el abdomen o en la espalda baja y la pelvis.

El cáncer de testículo recurrente puede tratarse con quimioterapia, cirugía para extirpar los ganglios linfáticos o radiación. La quimioterapia puede ser seguida de una cirugía para extirpar todo cáncer que quede.

Atención de apoyo

El tratamiento del cáncer tiene dos objetivos principales: curar el cáncer y hacer que su calidad de vida sea lo mejor posible. Los cuidados paliativos pueden mejorar su calidad de vida ayudándole a manejar sus síntomas. También le pueden ayudar con otras inquietudes que quizás tenga al vivir con una enfermedad grave.

El cáncer de testículo casi siempre puede curarse, incluso si reaparece (recurrente) o si se ha extendido (metastatizado). Pero si tiene un cáncer que no puede curarse, puede llegar un momento en que el tratamiento para curar el cáncer ya no parezca una buena opción. Esto puede deberse a que los efectos secundarios, la duración y los costos del tratamiento son mayores que la promesa de obtener una cura o alivio. Pero esto no es el final del tratamiento. Usted y su médico pueden decidir cuándo puede estar listo para un programa de cuidados paliativos .

Puede ser difícil decidir cuándo interrumpir un tratamiento que tiene como meta prolongar la vida y cambiar el enfoque hacia los cuidados al final de la vida.

Para más información sobre los tipos de atención, vea:

El Instituto Nacional del Cáncer brinda información adicional sobre el cáncer de testículo en www.cancer.gov/cancertopics/types/testicular.

Prevención

No existen formas comprobadas para prevenir el cáncer de testículo.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar puede ayudarle a manejar los efectos secundarios que pueden ocurrir a causa de su tratamiento. Algunos tratamientos para el cáncer testicular, como la quimioterapia o la radiación, pueden tener efectos secundarios serios. Asegúrese de seguir todas las instrucciones y tomar los medicamentos que le haya dado su médico.

Maneje los efectos secundarios

  • El tratamiento en el hogar para las náuseas o el vómito incluye prestar atención y tratar las señales tempranas de deshidratación , como sequedad en la boca o sensación de aturdimiento cuando se pone de pie. Consumir comidas más pequeñas puede ayudar. Y también un poco de dulces de jengibre o té de jengibre.
  • El tratamiento en el hogar para la diarrea incluye permitir que descanse el estómago y estar alerta a señales de deshidratación. Consulte con su médico antes de usar cualquier medicamento sin receta para la diarrea.
  • El tratamiento en el hogar para el estreñimiento incluye hacer ejercicio ligero junto con el consumo adecuado de líquidos y una dieta rica en frutas, verduras y fibra. Consulte con su médico antes de usar un laxante para el estreñimiento.
  • El tratamiento en el hogar para la fatiga incluye asegurarse de descansar más mientras esté recibiendo quimioterapia o radioterapia. Deje que sus síntomas sean su guía. Quizás pueda mantener su rutina habitual y solamente dormir un poco más. La fatiga suele ser peor al final del tratamiento o justo tras completar el tratamiento.
  • El tratamiento en casa para el dolor incluye usar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o una terapia alternativa, como la biorretroalimentación. Asegúrese de hablar con su médico antes de usar cualquier analgésico de venta libre.
    Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Cáncer: Cómo controlar el dolor asociado con el cáncer

Enterarse de que tiene cáncer puede cambiar su vida. Quizás sienta que su mundo se ha dado vuelta y ha perdido todo el control. Hablar con familiares, amigos o un consejero puede ayudar mucho. Pregúntele a su médico sobre grupos de apoyo. O llame a la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society) (1-800-227-2345) o visite su sitio web en www.cancer.org.

Practique hábitos saludables

Los hábitos saludables, como seguir una dieta equilibrada, dormir lo suficiente y hacer suficiente ejercicio pueden ayudarle a controlar sus síntomas.

  • Coma bien. Trate de seguir una dieta equilibrada para prevenir pérdida de peso y conservar su fortaleza durante el tratamiento del cáncer testicular.
  • Duerma lo suficiente. Si descubre que tiene problemas para dormir, asegúrese de tener un horario regular para acostarse, hacer ejercicio durante el día, evitar consumir cafeína tarde en el día y seguir otros consejos para ayudarle a dormir con más facilidad.

Maneje sus sentimientos

  • Maneje el estrés. Esto puede incluir el expresar sus sentimientos a los demás. También puede ser útil aprender técnicas de relajación. Las técnicas de relajación, como la meditación, y los grupos de apoyo pueden ayudar también.
  • Entienda la pérdida del cabello. La caída del cabello puede ser emocionalmente angustiante. Hable con su médico sobre si la caída del cabello es un efecto secundario que es de esperarse con los medicamentos que va a recibir.
  • Acepte sus reacciones emocionales. Puede que sus reacciones le dificulten tomar decisiones de salud. Hable con su médico u otros de sus sentimientos.
  • Comprenda lo que siente acerca de su cuerpo y su sexualidad. Sus actitudes pueden cambiar después del tratamiento para el cáncer. Quizás su médico pueda remitirlo a organizaciones que puedan ofrecer apoyo e información adicionales.

Para aprender más, vea el tema Cómo conseguir apoyo cuando tiene cáncer.

Medicamentos

El tratamiento de quimioterapia utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas del cuerpo.

La quimioterapia puede causar náuseas y vómito. Puede que su médico le prescriba medicamentos para controlar las náuseas y el vómito para tomar antes, durante o después de sus tratamientos.

Quizás se le dé la opción de someterse a quimioterapia o a otro tratamiento. Cuando tome su decisión, hable con su médico de los riesgos y posibles efectos secundarios de la quimioterapia.

Opciones de medicamentos

Algunos medicamentos comunes utilizados para tratar el cáncer de testículo incluyen:

Cirugía

El cáncer testicular puede tratarse con:

  • Cirugía para extirpar un testículo (orquiectomía inguinal radical). Casi todos los hombres con cáncer testicular se someten a esta cirugía.
  • Cirugía para extirpar los ganglios linfáticos de la pelvis y la parte baja de la espalda (disección de ganglios linfáticos retroperitoneales, o RPLND por sus siglas en inglés). Esta puede usarse para cáncer no seminoma.
  • Cirugía para extirpar otras zonas de cáncer si se ha diseminado por el cuerpo. Esta se hace para el cáncer no seminoma, ya sea antes o después de someterse a quimioterapia.

Otro tratamiento

Radioterapia

La radioterapia para el cáncer de testículo utiliza dosis altas de rayos X u otros tipos de radiación para destruir las células del cáncer. El tipo de radiación usada para tratar el cáncer de testículo es radiación de haz externo. Esto significa que la radiación proviene de una máquina fuera del cuerpo y que apunta a una parte específica de su cuerpo.

La radioterapia puede usarse para tratar el tipo seminoma de cáncer de testículo. Dado que los ganglios linfáticos de la pelvis y de la parte baja de la espalda son las zonas más comunes de metástasis del cáncer de testículo, la radiación suele concentrarse en esa zona.

Quizás pueda elegir entre radioterapia u otro tratamiento. Cuando tome su decisión, hable con su médico de los riesgos y posibles efectos secundarios de la radioterapia.

Terapias complementarias

A veces, la gente usa terapias complementarias junto con tratamiento médico para ayudar a aliviar los síntomas y efectos secundarios de los tratamientos para el cáncer. Algunas de las terapias complementarias que pueden ser útiles incluyen:

Los tratamientos de cuerpo y mente como los mencionados anteriormente pueden ayudarle a sentirse mejor. Pueden hacer más fácil sobrellevar los tratamientos contra el cáncer. También pueden reducir el dolor crónico en la espalda, el dolor articular, los dolores de cabeza y el dolor de los tratamientos.

Antes de probar una terapia complementaria, hable con su médico del valor y los efectos secundarios potenciales. Informe a su médico si ya está usando alguna de esas terapias. Las terapias complementarias no pretenden tomar el lugar del tratamiento médico estándar. Pero pueden mejorar su calidad de vida y ayudarle a enfrentar el estrés y los efectos secundarios del tratamiento del cáncer.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Cancer Society (ACS)
Teléfono: 1-800-ACS-2345 (1-800-227-2345)
Dirección del sitio web: www.cancer.org
 

La Sociedad Americana del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés) conduce programas educativos y ofrece muchos servicios a personas con cáncer y sus familias. El personal de la línea telefónica gratuita tiene información sobre servicios y actividades en áreas locales y puede ofrecer referencias para las divisiones locales de la ACS.


AUA Foundation: The Official Foundation of the American Urological Association
1000 Corporate Boulevard
Linthicum, MD  21090
Teléfono: 1-800-828-7866
Teléfono: (410) 689-3700
Fax: (410) 689-3998
Correo electrónico: auafoundation@auafoundation.org
Dirección del sitio web: www.urologyhealth.org
 

UrologyHealth.org es un sitio web escrito por urólogos para pacientes. Los visitantes pueden encontrar temas específicos usando la opción "search".

El sitio web proporciona información sobre temas urológicos pediátricos y de adultos, incluyendo afecciones de los riñones, la vejiga y la próstata. Puede encontrar a un urólogo, suscribirse a un boletín trimestral gratuito o hacer clic en la página "Urology A-Z" para encontrar materiales sobre problemas urológicos.


National Cancer Institute (NCI)
6116 Executive Boulevard
Suite 300
Bethesda, MD  20892-8322
Teléfono: 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237)
Dirección del sitio web: www.cancer.gov (o https://livehelp.cancer.gov/app/chat/chat_launch para ayuda en línea en vivo)
 

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) es un organismo del gobierno de los EE. UU. que ofrece información actualizada sobre la prevención, detección y tratamiento del cáncer. El NCI también brinda atención de apoyo a personas que tienen cáncer y a sus familias. La información del NCI también está disponible para médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud. El NCI proporciona la información más reciente sobre ensayos clínicos. El Servicio de Información sobre el Cáncer, un servicio del NCI, tiene personal capacitado disponible para responder preguntas y enviar publicaciones gratuitas. También cuenta con personal que habla español.


Referencias

Otras obras consultadas

  • Chung P, Warde P (2011).Testicular cancer: Seminoma, search date June 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Cornett PA, Dea TO (2012). Cancer. In SJ McPhee, MA Papadakis, eds., 2012 Current Medical Diagnosis and Treatment, 51st ed., pp. 1548–1614. New York: McGraw-Hill.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Kollmannsberger C, et al. (2010). Evolution in management of testicular seminoma: Population-based outcomes with selective utilization of active therapies. Annals of Oncology. Published online October 6, 2010 (doi:10.1093/annonc/mdq466).
  • National Cancer Institute (2012). Testicular Cancer Screening PDQ—Patient Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/screening/testicular/patient.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Christopher G. Wood, MD, FACS - Urology, Oncology
Última revisión 4 enero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.