Contact Us     Maps & Directions     About Us
Find a Provider
Your Medical Home
Find a Facility
Plan Your Visit
Find a Provider
Giving
Mother Frances Hospital
Heart Hospital
Neuroscience Institute
Orthopedics and Sports Medicine
Información de la salud de búsqueda    Demencia

Demencia

Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de la demencia. Este tema se centra en otras afecciones que causan demencia. Para obtener más información sobre la enfermedad de Alzheimer, vea el tema Enfermedad de Alzheimer.

¿Qué es la demencia?

Todos olvidamos cosas al ir envejeciendo. Muchas personas mayores tienen una ligera pérdida de memoria que no afecta su vida diaria. Pero una pérdida de memoria que se agrava podría significar que usted tiene demencia.

La demencia es una pérdida de las capacidades mentales que afecta la vida diaria. Puede causar problemas con la memoria y su capacidad para pensar y planear. Por lo general, la demencia se agrava con el tiempo. El tiempo que tarda en agravarse depende de cada persona. Algunas personas permanecen sin cambios durante años. Otras pierden sus capacidades rápidamente.

Con la edad, se incrementa la posibilidad de tener demencia. Pero esto no significa que todas las personas vayan a tener la enfermedad.

Si su pérdida de memoria o la de un ser querido se está agravando, consulte a su médico. Podría no ser nada de qué preocuparse. Si es demencia, el tratamiento podría ser útil.

¿Qué causa la demencia?

La demencia es causada por daños o cambios en el cerebro. Entre algunas causas de la demencia se incluyen:

En algunos casos, la demencia es causada por un problema que puede tratarse. Por ejemplo, tener una glándula tiroidea hipoactiva ( hipotiroidismo ), falta de vitamina B12 o acumulación de líquido en el cerebro ( hidrocefalia de presión normal ). En esos casos, tratar el problema podría ayudar a curar la demencia.

En algunas personas, la depresión puede causar una pérdida de memoria que parece demencia. La depresión se puede tratar.

Con la edad, los medicamentos pueden afectarlo más. Tomar algunos medicamentos juntos podría causar síntomas que parecen ser demencia. Asegúrese de que su médico sepa de todos los medicamentos que usted toma. Esto se refiere a todos los medicamentos, ya sean recetados o de venta libre, hierbas, vitaminas y suplementos.

¿Cuáles son los síntomas?

Por lo general, el primer síntoma es la pérdida de memoria. A menudo, la persona que tiene un problema de memoria no lo nota, pero sí lo notan sus familiares y amigos. A medida que la demencia empeora, usted:

  • Podría tener más dificultades para hacer cosas que requieren planeamiento, por ejemplo, hacer una lista e ir de compras.
  • Podría tener dificultades para usar o entender palabras.
  • Podría perderse en lugares que conoce bien.

Con el tiempo, las personas con demencia podrían empezar a actuar en forma muy diferente. Es posible que se asusten y arremetan contra otros, o podrían empezar a aferrarse a otros y adquirir actitudes infantiles. Tal vez dejen de lavarse los dientes o de bañarse.

Posteriormente, no pueden cuidar de sí mismas. Es posible que no sepan dónde están. Quizá no reconozcan a sus seres queridos al verlos.

¿Cómo se diagnostica la demencia?

No hay una prueba única para la demencia. Para diagnosticarla, su médico:

  • Hará un examen físico.
  • Preguntará sobre enfermedades recientes y pasadas y sobre eventos de la vida. El médico querrá hablar con un familiar cercano para comprobar detalles.
  • Le pedirá que haga algunas cosas simples para evaluar su memoria y otras habilidades mentales. Podría preguntarle qué día y qué año es, pedirle que repita una serie de palabras o que dibuje una carátula de reloj.

El médico podría hacer pruebas para detectar una causa que pueda tratarse. Por ejemplo, es posible que le haga análisis de sangre para revisar la tiroides o detectar una infección. También podrían hacerle un examen que muestra una imagen de su cerebro, como una resonancia magnética ( MRI , por sus siglas en inglés) o una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés). Estas pruebas pueden ayudar al médico a detectar tumores o lesiones cerebrales.

¿Cómo se trata?

Hay medicamentos que pueden tomarse para la demencia. No pueden curarla, pero sí la pueden retrasar por un tiempo y hacer que sea más fácil vivir con ella.

A medida que la demencia empeora, la persona podría sentirse deprimida, enojada y contrariada. Una vida social activa, asesoría psicológica y, a veces, medicamentos pueden ayudar con los cambios de humor.

Si la causa de la demencia es un ataque cerebral, hay cosas que puede hacer para reducir la posibilidad de tener otro. Manténgase en un peso saludable, haga ejercicio y mantenga la presión arterial y el colesterol a niveles normales. Si tiene diabetes, mantenga el nivel de azúcar en la sangre dentro de sus límites ideales. Si fuma, fume menos y trate de dejar de fumar.

¿Cómo puede ayudar a un ser querido con demencia?

Hay muchas cosas que usted puede hacer para que su ser querido esté seguro en el hogar. Por ejemplo, deshágase de los tapetes e instale pasamanos en los baños para ayudar a prevenir caídas. Coloque notas con recordatorios por toda la casa. Ponga una lista de los números telefónicos importantes cerca del teléfono. Usted también puede ayudar a que su ser querido se mantenga activo. Juegue cartas o juegos de mesa y haga caminatas.

Colabore con su ser querido para que tome decisiones para el futuro, antes de que se agrave la demencia. Es importante redactar un testamento vital y un poder legal permanente . Un testamento vital establece los tipos de atención médica que su ser querido desea. El poder legal permanente le permite a su ser querido elegir a alguien como su agente de atención médica . Esa persona tomará las decisiones de atención médica una vez que su ser querido ya no pueda hacerlo.

Puede ser triste y atemorizador ver que un ser querido se va perdiendo. Cuidar de alguien con demencia puede dejarlo exhausto emocionalmente. Asegúrese de cuidar también de sí mismo y tomarse descansos. Pídales a otros familiares que se repartan la carga, o consiga otra ayuda.

Su ser querido necesitará cada vez más atención a medida que la demencia empeore. Con el tiempo, podría necesitar ayuda para comer, vestirse o usar el baño. Es posible que usted pueda brindar esta atención en el hogar, o podría considerar recurrir a un hogar de ancianos. Un hogar de ancianos puede brindar este tipo de atención las 24 horas del día. Es posible que llegue el momento en que un hogar de ancianos sea la mejor opción.

Usted no está solo. Muchas personas tienen seres queridos con demencia. Pregúntele a su médico sobre grupos de apoyo en su localidad, o búsquelos en Internet, por ejemplo, la Asociación de Alzheimer (Alzheimer's Association). La ayuda está a su disposición.

Preguntas frecuentes

Aprenda acerca de la demencia:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Vivir con demencia:

Cuestiones relacionadas con el final de la vida:

Herramientas de salud Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Enfermedad de Alzheimer u otros tipos de demencia: ¿Debería trasladar a mi familiar a un lugar donde reciba atención a largo plazo?

Causa

La demencia es causada por daños o cambios en el cerebro. La enfermedad de Alzheimer es la causa más común. El ataque cerebral es la segunda causa más común de esta enfermedad. La demencia causada por ataque cerebral se llama demencia vascular .

Algunas de las causas de la demencia pueden revertirse con el tratamiento, pero la mayoría no.

Causas que no se pueden revertir

Las causas comunes de demencia que no se pueden revertir son:

  • Enfermedad de Parkinson . La demencia es común en personas con esta afección.
  • Demencia con cuerpos de Lewy . Puede causar pérdida de memoria a corto plazo.
  • Demencia frontotemporal , un grupo de enfermedades que incluye la enfermedad de Pick.
  • Grave lesión en la cabeza que haya causado una pérdida del conocimiento.
  • Demencia vascular, que puede ocurrir en personas que tienen un ataque cerebral, presión arterial alta crónica o un grave endurecimiento de las arterias ( aterosclerosis ).

Entre las causas menos comunes de demencia que no se pueden revertir se incluyen:

  • Enfermedad de Huntington .
  • Leucoencefalopatías, que son enfermedades que afectan la materia blanca del tejido cerebral más profundo.
  • Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, una condición rara y mortal que destruye el tejido cerebral.
  • Lesiones cerebrales por accidentes o por el boxeo.
  • Algunos casos de esclerosis múltiple (MS, por sus siglas en inglés) o la esclerosis lateral amiotrófica (ALS, por sus siglas en inglés).
  • Atrofia de sistemas múltiples (un grupo de enfermedades degenerativas que afectan el habla, el movimiento, y las funciones autónomas ).
  • Infecciones como la sífilis en etapa tardía. Los antibióticos pueden tratar con eficacia la sífilis en cualquiera de sus etapas, pero no pueden revertir el daño cerebral ya ocasionado.

Causas que se podrían revertir

Cuando la demencia es causada por ciertos problemas tratables, el tratamiento también podría ayudar. Entre estos problemas que tienen tratamiento se incluyen:

  • Glándula tiroidea hipoactiva ( hipotiroidismo ).
  • Deficiencia de vitamina B12.
  • Intoxicación con metales pesados, como con plomo.
  • Efectos secundarios de medicamentos o interacciones medicamentosas.
  • Algunos tumores cerebrales.
  • Hidrocefalia de presión normal .
  • Algunos casos de alcoholismo crónico.
  • Algunos casos de encefalitis .
  • VIH/SIDA.

Demencia hereditaria

Algunos trastornos que causan demencia pueden ser hereditarios. Los médicos a menudo sospechan una causa hereditaria si alguien menor de 50 años tiene síntomas de demencia. Para obtener más información, vea el tema de Enfermedad de Alzheimer.

Síntomas

Los síntomas de la demencia varían, ya que dependen de la causa y la región del cerebro afectada. Los síntomas incluyen:

  • Pérdida de memoria. Este suele ser el síntoma más temprano y notorio.
  • Dificultad para recordar hechos recientes o reconocer personas y lugares.
  • Problemas para encontrar las palabras adecuadas.
  • Problemas de planificación y realización de tareas, como revisar los gastos en la cuenta bancaria, seguir una receta, o escribir una carta.
  • Problemas para decidir, como saber qué hacer en caso de emergencia.
  • Problemas para controlar los comportamientos o los estados de ánimo. La depresión es común y puede ocasionar agitación o agresión.
  • Desatender el cuidado personal como peinarse o bañarse.

Algunos tipos de demencia causan síntomas particulares:

  • Las personas que tienen demencia con cuerpos de Lewy a menudo tienen alucinaciones visuales altamente detalladas. Y pueden caerse con frecuencia.
  • Los primeros síntomas de la demencia frontotemporal pueden ser cambios de personalidad o comportamiento inusual. Puede que las personas con esta afección no expresen interés por los demás, o pueden llegar a decir cosas groseras, exponerse o hacer comentarios sexualmente explícitos.

Los síntomas de la demencia que aparecen de repente sugieren demencia vascular o posiblemente delirio , confusión a corto plazo causada por una enfermedad nueva o que empeora.

Es importante saber que la pérdida de la memoria puede ser causada por otras afecciones además de la demencia, como la depresión, y que esas afecciones pueden tratarse. Además, los problemas ocasionales de memoria (como olvidar brevemente el nombre de alguien) pueden ser una parte normal del envejecimiento. Pero si le preocupa la pérdida de memoria o si un ser querido tiene pérdida de memoria que está empeorando, consulte a su médico.

Qué sucede

La rapidez con la cual progresa la demencia depende de lo que la está causando y la región del cerebro que está afectada. Algunos tipos de demencia progresan lentamente durante varios años. Otros tipos pueden progresar más rápidamente. Si la demencia vascular es causada por una serie de pequeños ataques cerebrales, la pérdida de habilidades mentales puede ser gradual. Si es causada por un solo ataque en un vaso sanguíneo grande, es posible que la pérdida de la función ocurra repentinamente.

El desarrollo de la demencia varía mucho de una persona a otra. El diagnóstico precoz y el tratamiento con medicamentos podrían ayudar durante un tiempo. Incluso sin estos medicamentos, algunas personas permanecen estables durante meses o años, mientras que otras se deterioran rápidamente.

Muchas personas con demencia no son conscientes de su deterioro mental. Pueden negar su condición y culpar a otros por sus problemas. Quienes la reconocen pueden lamentar la pérdida de sus capacidades, llegar a perder la esperanza y deprimirse.

Dependiendo del tipo de demencia, el comportamiento de la persona puede llegar a estar fuera de control. La persona podría llegar a estar enojada, agitada y combativa o dependiente e infantil. Puede andar sin rumbo y perderse. Estos problemas pueden dificultar las cosas para los miembros de la familia u otros para seguir dándoles atención en casa. Los cuidados paliativos ofrecen a las familias un gran apoyo y asistencia, razón por la cual obtener cuidados paliativos temprano es muy importante.

Para obtener más información sobre cómo el cuidado paliativo puede ayudar a las personas y a sus familiares con la demencia, vea el tema Cuidados paliativos.

Incluso con la mejor atención, las personas con demencia tienden a tener una vida más corta que la persona promedio de su edad. La progresión varía dependiendo de la enfermedad que causa la demencia y si la persona tiene otras enfermedades como diabetes o enfermedad cardíaca. Generalmente, la muerte ocurre tras infecciones pulmonares o renales causadas por estar postrado en cama.

Para obtener más información sobre las decisiones que puede enfrentar cuando la afección de su ser querido progresa, vea el tema de Cuidados al final de la vida.

Para pensar

Muchas personas mayores tienen una leve pérdida de las habilidades mentales (en general la memoria reciente) que no afecta su funcionamiento diario. Algunos llaman a esto deterioro cognitivo leve. Las personas con deterioro cognitivo leve podrían estar en la fase inicial de la demencia, o podrían permanecer en su nivel actual de capacidad durante mucho tiempo.

Qué aumenta el riesgo

El envejecimiento es el principal factor de riesgo para todos los tipos de demencia. Algunas enfermedades que causan demencia (como la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano y algunas demencias frontotemporales ) pueden ser hereditarias.

Usted tiene una mayor probabilidad de llegar a tener demencia vascular si:

Cuándo llamar al médico

Llame al 911 o a otros servicios de urgencia inmediatamente si se presentan señales de ataque cerebral o ataque isquémico transitorio (TIA, por sus siglas en inglés) de repente. Estos podrían incluir:

  • Entumecimiento, debilidad o parálisis de la cara, el brazo o la pierna, especialmente en un lado del cuerpo.
  • Problemas para ver en uno o ambos ojos, como oscurecimiento, visión borrosa, visión doble, pérdida de la vista, o una sensación de que una sombra atraviesa su campo visual.
  • Confusión, o dificultades para hablar o para comprender.
  • Dificultades para caminar, mareos, o pérdida del equilibrio o de la coordinación.
  • Dolor de cabeza intenso sin causa conocida.

Llame a un médico inmediatamente si una persona se siente confundida de repente, molesta o no parece saber quién es o dónde está. Estas son señales de delirio , que puede ser causado por una reacción a medicamentos o a una afección médica nueva o que está empeorando.

Llame a un médico si usted o una persona cercana tiene una pérdida de memoria nueva y preocupante que es más que un olvido ocasional. Esto puede ser una señal temprana de demencia .

Espera vigilante

La pérdida de memoria o el olvido ocasional pueden ser una parte normal del envejecimiento. Pero nuevos o más episodios de pérdida de memoria o problemas con la vida diaria deberían notificarse a un médico. Conozca las señales de demencia y hable con un médico si usted o un miembro de su familia presenta alguna de estas señales. Estas incluyen problemas agravados para encontrar las palabras adecuadas al hablar, perderse en lugares familiares y actuar de forma más irritable o sospechosa que de costumbre.

A quién consultar

Los siguientes profesionales de la salud pueden evaluar los síntomas de pérdida de memoria o de confusión:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Los médicos diagnostican la causa de la demencia con preguntas sobre los antecedentes de salud de la persona y haciendo un examen físico, un examen del estado mental y pruebas de laboratorio e imágenes.

Los exámenes pueden ayudar a que el médico sepa si la demencia es causada por una afección tratable. Incluso para las demencias que no se pueden revertir, saber el tipo de demencia que tiene una persona puede ayudar al médico a recetar medicamentos u otros tratamientos que podrían mejorar el estado de ánimo y el comportamiento y ayudar a la familia.

Antecedentes de salud

Al evaluar los antecedentes de salud y al hacer el examen físico, el médico le preguntará a la persona afectada y a un pariente cercano o pareja sobre enfermedades recientes u otros eventos de la vida que pudieran causar pérdida de memoria u otros síntomas tales como problemas de conducta. El médico puede pedirle a la persona que traiga todos los medicamentos que toma. Esto puede ayudar al médico a saber si el problema puede ser causado por medicación excesiva o si la persona está experimentando una interacción medicamentosa.

Aunque una persona puede tener más de una enfermedad que esté causando la demencia, los síntomas a veces pueden distinguir una forma de otra. Por ejemplo, en etapas tempranas de la demencia frontotemporal , las personas pueden mostrar una falta de conciencia social y empezar a tener obsesiones con la comida, ninguna de las cuales ocurre al comienzo de otras demencias.

Examen del estado mental

Un médico u otro profesional de la salud llevará a cabo un examen del estado mental. Esta prueba suele consistir en actividades como preguntar el día y el año en que estamos, repetir una serie de palabras, dibujar una carátula de reloj y contar hacia atrás desde 100 de 7 en 7.

Se han desarrollado otras pruebas para diagnosticar demencia. Los médicos pueden utilizar una de esas pruebas, como el examen cognitivo de Addenbrooke, para distinguir la enfermedad de Alzheimer de la demencia frontotemporal. La orientación, la atención y la memoria son peores en la enfermedad de Alzheimer, mientras que el lenguaje y la capacidad para nombrar objetos son peores en la demencia frontotemporal.

Pruebas de laboratorio

Muchas afecciones médicas pueden causar deterioro mental. Durante un examen físico, el médico busca señales de otras afecciones médicas y hace pruebas de laboratorio para detectar cualquier afección tratable. Las pruebas habituales incluyen:

Otras pruebas que podrían realizarse incluyen:

Exámenes de diagnóstico por imágenes

También podrían hacerse exámenes de diagnóstico por imágenes del cerebro, como tomografías computarizadas (CT, por sus siglas en inglés) y exámenes de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés), para asegurarse de que no sea otro problema el que esté causando los síntomas. Estas pruebas pueden descartar tumores cerebrales, ataques cerebrales, hidrocefalia de presión normal u otras afecciones que pudieran causar síntomas de demencia.

Las MRI y las CT también pueden mostrar evidencia de ataques cerebrales que pueden haber causado la demencia vascular .

La tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT) y el PET pueden ayudar a identificar varias formas de demencia, incluyendo la demencia vascular y demencia frontotemporal.

Otras pruebas

En algunos casos, la actividad eléctrica en el cerebro puede medirse utilizando un electroencefalograma (EEG). Los médicos rara vez utilizan esta prueba para diagnosticar demencia, pero podrían utilizarla para distinguir la demencia del delirio y detectar alguna actividad cerebral inusual que se encuentra en la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, una causa rara de demencia.

En raras ocasiones, puede hacerse una biopsia del cerebro si se sospecha una causa tratable de demencia.

Después de la muerte

Después de la muerte, puede realizarse una autopsia para saber a ciencia cierta qué causó la demencia. Esta información puede ser útil para los familiares preocupados por causas genéticas.

Generalidades del tratamiento

Algunos casos de demencia son causados por afecciones médicas que pueden tratarse, y el tratamiento puede restaurar algunas o todas las funciones mentales. Pero la mayoría de las veces, la demencia no se puede revertir.

Tratamiento cuando la demencia se puede revertir

A veces, tratar la causa de la demencia sirve de ayuda. Por ejemplo, la persona podría:

  • Tomar vitaminas para una deficiencia de vitamina B12.
  • Tomar hormonas tiroideas para el hipotiroidismo.
  • Operarse para que le extirpen un tumor en el cerebro o para reducir la presión en el cerebro.
  • Suspender o cambiar los medicamentos que causan pérdida de memoria o confusión.
  • Tomar medicamentos para tratar una infección, como la encefalitis.
  • Tomar medicamentos para tratar la depresión.
  • Recibir tratamiento para afecciones reversibles causadas por el SIDA.

Tratamiento cuando la demencia no se puede revertir

Si la causa de la demencia no se puede tratar, el médico colaborará con la persona y los cuidadores para preparar un plan que tenga como fin hacer la vida lo más cómoda y satisfactoria posible. Este es un buen momento para pedir información sobre los programas de cuidados paliativos en su localidad. Los cuidados paliativos pueden ayudar a mejorar la calidad de vida para los cuidadores y para la persona con demencia mucho antes del final de la vida. Para obtener más información, vea el tema Cuidados paliativos.

Los planes de cuidado pueden incluir:

  • Consejos para ayudar a la persona a ser independiente y manejar la vida cotidiana lo mejor posible. Para obtener más información, vea Tratamiento en el hogar.
  • Medicamentos. Si bien los medicamentos no pueden curar la demencia, pueden ayudar a mejorar la función mental, el estado de ánimo o el comportamiento.
  • Apoyo y asesoría psicológica. Un diagnóstico de demencia puede crear sentimientos de enojo, miedo y ansiedad. Una persona en la etapa temprana de la enfermedad debería buscar apoyo emocional de la familia, los amigos y tal vez un consejero con experiencia en trabajar con personas que tienen demencia.
Planificar el futuro

Si es posible, tome decisiones mientras su ser querido es capaz de participar en la toma de decisiones. Estas conversaciones son difíciles pero importantes. Las preguntas incluyen:

  • ¿Qué tipo de atención necesita la persona en este momento?
  • ¿Quién cuidará de la persona en el futuro?
  • ¿Qué puede esperar la familia a medida que avanza la enfermedad?
  • ¿Qué tipo de planificación financiera y legal debe hacerse?

La educación de la familia y de otros cuidadores es fundamental para cuidar en forma satisfactoria a una persona que tiene demencia. Si usted es o será el cuidador, comience a aprender qué puede esperar y qué puede hacer para manejar los problemas a medida que surjan. Para obtener más información, vea Tratamiento en el hogar.

Tratamiento a medida que la demencia empeora

El objetivo del tratamiento continuado para la demencia es mantener a la persona segura en su casa tanto tiempo como sea posible y proporcionar apoyo y orientación a los cuidadores.

Las visitas de seguimiento habituales a un profesional de la salud (con una frecuencia de 3 a 6 meses) son necesarias para observar los medicamentos y el nivel del funcionamiento de la persona.

Finalmente, la familia tendrá que considerar la posibilidad de llevar a la persona a un centro de cuidados que tenga una unidad de demencia.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Enfermedad de Alzheimer u otros tipos de demencia: ¿Debería trasladar a mi familiar a un lugar donde reciba atención a largo plazo?

Cuidar de una persona con demencia es estresante. Si usted es el cuidador, busque el apoyo de familiares o amigos. Cuide de su propia salud tomándose descansos en el cuidado. La asesoría psicológica, un grupo de apoyo y un centro de cuidados para adultos mayores o un servicio de relevo pueden ayudarle en tiempos estresantes y episodios de agotamiento.

Prevención

La demencia es difícil de prevenir, porque la causa a menudo se desconoce. Pero quienes padecen de demencia causada por ataque cerebral podrían ser capaces de prevenir futuros empeoramientos reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas y de ataque cerebral. Incluso si usted no tiene estos riesgos conocidos, su salud en general puede beneficiarse de estas estrategias:

  • Trate o prevenga la presión arterial alta.
  • No fume.
  • Mantenga un peso saludable. Esto también reduce el riesgo de diabetes , otro factor de riesgo para la demencia.
  • Mantenga el colesterol dentro de los límites normales.
  • Haga bastante ejercicio.
  • Manténgase alerta mentalmente aprendiendo nuevos pasatiempos, a través de la lectura o crucigramas.
  • Manténgase involucrado socialmente. Asista a las actividades de la comunidad, la iglesia, o grupos de apoyo.
  • Si su médico lo recomienda, tome aspirina.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar para la demencia implica el trabajo en equipo entre profesionales de la salud y cuidadores para crear un ambiente seguro y cómodo y para facilitar las tareas de la vida diaria. Las personas que tienen demencia leve pueden participar en la planificación para el futuro y en la organización del hogar y de las tareas diarias.

Consejos para cuidadores

Trabaje junto al equipo de profesionales de la salud para:

El equipo también puede ayudarle a aprender a manejar los problemas de comportamiento. Por ejemplo, usted puede aprender maneras de:

Los cuidadores deben recordar buscar apoyo de otros familiares y amigos. Para obtener más información, vea el tema Consejos para el cuidador.

Internación en un hogar de ancianos

Incluso con la mejor atención, una persona con demencia progresiva empeorará y quizás llegue hasta el punto en el que el cuidador ya no sea capaz física, emocional ni financieramente de proporcionarle cuidado.

A menudo es muy difícil tomar la decisión sobre la internación en un hogar de ancianos. Cada familia debe tener en cuenta su propia situación financiera, capacidad emocional y otras cuestiones.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Enfermedad de Alzheimer u otros tipos de demencia: ¿Debería trasladar a mi familiar a un lugar donde reciba atención a largo plazo?

Medicamentos

Los médicos usan medicamentos para tratar la demencia de las siguientes formas:

  • Para corregir una afección que está causando demencia, como suplementación de hormona tiroidea para el hipotiroidismo, vitaminas para la falta de vitamina B12 o antibióticos para las infecciones
  • Para mantener un funcionamiento mental tanto tiempo como sea posible cuando no se puede revertir la demencia
  • Para prevenir nuevos ataques cerebrales en personas que tienen demencia que fue causada por un ataque cerebral (demencia vascular)
  • Para manejar los problemas de ánimo o comportamiento, como depresión, insomnio, alucinaciones y agitación

Opciones de medicamentos

Medicamentos que ayudan a mantener la función mental
  • Inhibidores de la colinesterasa como donepezil, galantamina y rivastigmina.  
    • Estos medicamentos se desarrollaron para tratar la enfermedad de Alzheimer, pero pueden probarse en otros tipos de demencia, especialmente la demencia vascular.
    • No está claro cuánto tiempo funcionarán estos medicamentos.
    • Los efectos secundarios incluyen náuseas, vómitos, diarrea y pérdida de peso.
  • Memantina . Este medicamento se usa para tratar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer, pero también podría ayudar a personas con demencia vascular de leve a moderada.
Medicamentos que ayudan a controlar problemas de ánimo o de comportamiento

Muchos problemas de comportamiento se pueden manejar sin medicamentos. Para obtener más información, vea Tratamiento en el hogar.

En algunos casos, el médico podría recetar:

Medicamentos para prevenir futuros ataques cerebrales
  • El médico podría recetar medicamentos para la presión arterial alta y el colesterol alto, ya que estas afecciones son factores de riesgo para la demencia vascular. Estos fármacos no pueden revertir la demencia, pero pueden prevenir los ataques cerebrales y las enfermedades cardíacas que pueden conducir a un mayor daño cerebral.

Para obtener más información, vea los temas:

Otro tratamiento

  • Ginkgo biloba. Muchas personas toman ginkgo biloba para mejorar o preservar la memoria. Pero los estudios no han demostrado que ginkgo biloba ayude a mejorar la memoria o a prevenir la demencia. 1
  • Otros medicamentos. Se están llevando a cabo estudios de investigación para determinar la utilidad de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) , medicamentos para reducir el colesterol ( estatinas ), antioxidantes y suplementos como citicolina. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
  • Orientación en la realidad. Las personas que tienen demencia podrían beneficiarse de un programa de grupo estructurado que las aliente a concentrarse en una variedad de temas y pensar creativamente dentro de sus límites. Este tipo de programa, llamado a veces orientación en la realidad o terapia de estimulación cognitiva, se ofrece en algunos centros de atención diurnos y residencias.
  • Terapia de validación. Una persona que tiene demencia puede decir cosas que no tienen sentido. La respuesta del cuidador puede ser corregirlo o no estar de acuerdo. Esto puede ser frustrante para todos. La terapia de validación es una manera de hablar con alguien con empatía. Puede ayudar a darle a la persona con demencia una sensación de control o calma. Reconoce sus sentimientos y emociones.
  • Terapia ocupacional. Los terapeutas ocupacionales se concentran en la capacidad de una persona para realizar tareas diarias y participar en actividades sociales.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

National Institute of Neurological Disorders and Stroke
Dirección del sitio web: www.ninds.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Birks J, Grimley Evans J (2009). Ginkgo biloba for cognitive impairment and dementia. Cochrane Database of Systematic Reviews (1).

Otras obras consultadas

  • Birks J, Grimley Evans J (2009). Ginkgo biloba for cognitive impairment and dementia. Cochrane Database of Systematic Reviews (1).
  • Bourgeois JA, et al. (2008). Delirium, dementia, and amnestic and other cognitive disorders. In RE Hales et al., eds., American Psychiatric Publishing Textbook of Psychiatry, 5th ed., pp. 303–363. Washington DC: American Psychiatric Publishing.
  • Butler R, Radhakrishnan R (2012). Dementia, search date July 2011. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Drugs for cognitive loss and dementia (2010). Medical Letter on Drugs and Therapeutics: Drugs of Choice, 8(91): 19–24.
  • Knopman DS (2009). Alzheimer disease and other dementing illnesses. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 11, chap. 11. Hamilton, ON: BC Decker.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2003). Screening for dementia: Recommendation and rationale. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/3rduspstf/dementia/dementrr.htm.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Peter J. Whitehouse, MD - Neurología
Última revisión 11 junio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.