Contact Us     Maps & Directions     About Us
Find a Provider
Your Medical Home
Find a Facility
Plan Your Visit
Find a Provider
Giving
Mother Frances Hospital
Heart Hospital
Neuroscience Institute
Orthopedics and Sports Medicine
Información de la salud de búsqueda    Crecimiento y desarrollo, desde los 2 hasta los 5 años

Crecimiento y desarrollo, desde los 2 hasta los 5 años

Generalidades

¿Cómo es el crecimiento y el desarrollo de un niño entre los 2 y los 5 años?

Las edades comprendidas entre los 2 y los 5 años suelen llamarse años preescolares. Durante estos años, los niños dejan de ser niños pequeños torpes y se convierten en exploradores del mundo llenos de vida. Un niño se desarrolla en las siguientes áreas principales:

  • Desarrollo físico. En estos años, un niño adquiere más fuerza y comienza a verse más alto y delgado.
  • Desarrollo cognitivo. Un niño de esta edad realiza grandes progresos para poder pensar y razonar. En estos años, los niños aprenden las letras de su nombre, a contar y los colores.
  • Desarrollo emocional y social. Entre los 2 y los 5 años, los niños aprenden gradualmente a manejar sus sentimientos. A los 5 años, los amigos comienzan a ser importantes.
  • Lenguaje. A los 2 años, la mayoría de los niños pueden decir al menos 50 palabras. A los 5 años, es posible que un niño sepa miles de palabras y que pueda mantener conversaciones y contar historias.
  • Desarrollo sensorial y motor. A los 2 años, la mayoría de los niños pueden subir escalones de a uno por vez, patear una pelota y dibujar trazos simples con un lápiz. A los 5 años, la mayoría pueden vestirse y desvestirse por sí solos, y escribir algunas letras en minúscula y mayúscula.

Cada niño crece y adquiere habilidades a su propio ritmo. Es común que un niño esté adelantado en un área, como el lenguaje, pero que esté un poco atrasado en otra.

Aprender lo que es normal en los niños de esta edad puede ayudarle a detectar problemas en forma temprana o a sentirse mejor acerca de cómo está progresando su hijo.

¿Cuándo se necesitan visitas médicas de rutina?

Por lo general, entre los 2 y los 5 años, un niño va al médico a los 24 meses y a los 30 meses, y luego una vez al año a los 3, 4 y 5 años. Estos chequeos de rutina se llaman consultas de control para el niño. Son importantes para detectar problemas y para asegurarse de que su hijo esté creciendo y desarrollándose según lo esperado.

Durante estas visitas, el médico:

  • Le hará un examen físico a su hijo.
  • Le administrará a su hijo todas las vacunas que necesite.
  • Pesará y medirá a su hijo para compararle con otros niños de la misma edad.
  • Hará preguntas acerca de la conducta de su hijo y acerca de su familia.
  • Preguntará acerca de las actividades favoritas de su hijo o sobre sus amigos.

Las consultas de control para el niño son una buena oportunidad para hablar con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga respecto de la salud, el crecimiento o la conducta de su hijo. Entre las visitas, anote cualquier pregunta que quiera hacerle al médico la próxima vez.

¿Cuándo debe llamar al médico?

Llame a su médico cada vez que tenga una inquietud relacionada con la salud física o emocional de su hijo. Asegúrese de llamar si su hijo:

  • No está logrando los hitos del desarrollo según lo esperado.
  • No esté creciendo a un ritmo constante.
  • Ha perdido habilidades que había adquirido, como hablar o correr.
  • Es violento o grosero.
  • No parece estar teniendo un buen progreso, aunque usted no puede precisar qué le hace sentir intranquilo.

¿Cómo puede ayudar a su hijo durante estos años?

Es importante aprender acerca de algunas de las conductas que puede esperar durante estos años de cambios rápidos. Las rabietas, chuparse el dedo y las pesadillas son hechos comunes en los niños de esta edad. Saber qué esperar puede ayudarle a ser paciente y a superar los momentos estresantes.

Lo mejor que puede hacer por su hijo es mostrarle su amor y su afecto. Sin embargo, también existen muchas otras maneras de que usted pueda ayudar a su hijo en edad preescolar a crecer y a aprender.

  • Ofrézcale a su hijo alimentos saludables. Tenga en la casa muchas frutas, vegetales y refrigerios saludables.
  • Dedique un tiempo para que su hijo esté activo. Limite el tiempo que su hijo mira televisión a 2 horas al día o menos.
  • Lea y hable con su hijo. Esto ayuda a los niños a aprender el lenguaje y les abre el camino a nuevas ideas.
  • Ayude a su hijo a que descanse lo suficiente. Entre los 2 y los 5 años, los niños necesitan dormir alrededor de 11 a 13 horas cada día.
  • Ayude a su hijo a que juegue con otros niños. El jardín de infantes y los grupos de juego pueden ser una excelente manera para que los niños aprendan a interactuar.
  • Enséñele habilidades, por ejemplo, a vestirse y a usar el inodoro.
  • Establezca límites que ayuden a su hijo a sentirse seguro y protegido, pero que también le permitan explorar.

Criar a un niño en edad preescolar puede ser un desafío. Es posible que lo que da resultado o lo que es adecuado para un niño de 2 años no lo sea para un niño de 5 años. Tomar una clase de crianza puede ayudarle a aprender a manejar los problemas a medida que surjan. Para saber dónde ofrecen estas clases, pregúntele al médico de su hijo o llame al hospital local.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del crecimiento y del desarrollo:

Hitos del desarrollo:

Consultar a un médico:

Inquietudes a largo plazo:

Herramientas de salud Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Alimentación saludable: Cómo ayudar a su hijo a aprender hábitos alimentarios saludables
  Crecimiento y desarrollo: Cómo ayudar a su hijo a desarrollar la autoestima
  Estado físico: Cómo mantenerse activo cuando tiene niños pequeños
  Sueño: Cómo ayudar a su hijo, y ayudarse a usted mismo, a dormir bien

Las Herramientas interactivas le ayudan a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más. Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.
  Herramienta interactiva: ¿Cuál es su nivel de estrés?
  Herramienta interactiva: ¿Está deprimido?
  Herramienta interactiva: ¿Qué es el IMC de su hijo?

Qué esperar

Desarrollo general entre los 2 y los 5 años

Los niños se desarrollan en pasos naturales y previsibles, pasando de un hito al siguiente. Notará avances en cinco áreas principales.

  • El desarrollo emocional y social comienza a los 2 años con la excitación que produce el hecho de estar rodeado de otros niños. Sin embargo, la mayoría de los niños de esta edad juegan cerca del otro y no con el otro (juego paralelo). A los 5 años, la mayoría de los niños buscan amistades y disfrutan de ellas.
  • El desarrollo físico se desacelera en comparación con el rápido crecimiento que se experimentó durante la lactancia. Entre los 2 y los 5 años, la mayoría de los niños aumentan entre 3 libras (1.4 kg) y 5 libras (2.3 kg) al año y crecen alrededor de 3 pulgadas (7.6 cm)al año.
  • El desarrollo cognitivo, o habilidades del pensamiento y del razonamiento, progresa de un entendimiento simple a uno más complejo del tiempo, de las letras, de cómo contar y de los colores. Los niños pueden seguir cada vez más indicaciones con mayor detalle.
  • El lenguaje se desarrolla rápidamente entre los 2 y los 5 años. A la edad de 3 años, los niños pueden decir al menos 200 palabras y pueden seguir instrucciones que incluyen dos partes, como "Lávate la cara y guarda tus zapatos". La mayoría de los niños de 5 años pueden mantener una conversación.
  • Las habilidades sensoriales y motoras comienzan a ser más refinadas, de subir escaleras, patear una pelota y dibujar trazos simples a ser capaces de dar volteretas simples y dibujar figuras básicas de personas y de otros objetos reconocibles.

Hitos por edad

A los 2 años , la mayoría de los niños:

  • Crecen a un ritmo constante, a pesar de que éste ha disminuido en comparación con la etapa de crecimiento rápido de los primeros 18 meses de vida.
  • Alternan entre sentirse emocionados, confusos y asustados acerca de su independencia emergente. Es posible que las rabietas comiencen a ocurrir en forma regular.
  • Dicen al menos 50 palabras y utilizan oraciones de 2 palabras.
  • Pueden correr y pueden subir y bajar escaleras.

A los 3 años , la mayoría de los niños:

  • Se ven más delgados y más altos en comparación con los primeros años de la etapa de niño pequeño. La mayoría de los niños han aumentado alrededor de 4.4 libras (2 kg) y han crecido alrededor de 3 pulgadas (8 cm) desde que cumplieron dos años.
  • Juegan a fingir, comprenden instrucciones de 3 pasos, disfrutan de los rompecabezas simples, y saben su nombre, su edad y su sexo.
  • Disfrutan de los compañeros de juegos, aunque el "compartir" suele seguir siendo un desafío.
  • Se separan de usted con facilidad.
  • Están interesados en o han terminado el entrenamiento para usar el inodoro .
  • Pueden saltar, correr, trepar, pedalear un triciclo y patear una pelota.

A los 4 años , la mayoría de los niños:

  • Han aumentado alrededor de 4.4 libras (2 kg) y han crecido alrededor de 3 pulgadas (8 cm) desde que cumplieron 3 años.
  • Pueden decir su nombre, identificar algunos colores básicos y juntar cosas que son iguales (como un par de calcetines).
  • Pueden diferenciar entre lo que es fantasía y lo que es realidad.
  • Han dominado la mayoría de las habilidades gramaticales. Pueden decir oraciones de al menos 5 ó 6 palabras, contar historias y cantar canciones.
  • Pueden pararse en un solo pie, montar un triciclo, lanzar una pelota por encima de la cabeza, y subir y bajar escaleras sin agarrarse de nada.

A los 5 años , la mayoría de los niños:

  • Han aumentado alrededor de 4.4 libras (2 kg) y han crecido alrededor de 1.5 pulgadas (4 cm) a 2 pulgadas (5 cm) desde que cumplieron 4 años.
  • Saben su dirección y su número de teléfono, la mayoría de las letras del alfabeto, contar hasta 10 y conceptos básicos de la hora.
  • Les gusta complacer a los demás y tener amigos. Sin embargo, es normal que los niños de esta edad a veces actúen de manera poco amable.
  • Pueden mantener conversaciones y utilizar una gramática más avanzada, como el tiempo futuro.
  • Pueden brincar en un solo pie, hacer la vuelta de carnero y posiblemente saltar. La mayoría de los niños de 5 años pueden vestirse y desvestirse por sí solos.

Inquietudes comunes

Es común que los padres tengan preguntas sobre los hábitos de dormir de sus hijos, la seguridad, el entrenamiento para usar el inodoro, y las emociones y las conductas difíciles.

Sueño

Los niños en edad preescolar necesitan dormir alrededor de 11 a 13 horas cada día. Es posible que su hijo atraviese etapas en las que se resiste a descansar.

Para ayudar a fomentar buenos hábitos de sueño, puede:

  • Establecer rutinas de la hora de acostarse. Haga las cosas en el mismo orden cada noche para que su hijo comprenda qué esperar y asocie estos pasos con ir a dormir.
  • Manejar los trastornos del sueño. A veces, los niños pequeños se despiertan y desean que les brinden atención o tranquilidad. Procure que su respuesta sea la misma cada vez que su hijo se despierte. Si va a la habitación de su hijo, procure que la visita sea rápida.
  • Ayudar a prevenir las pesadillas. Las vidas con mucha fantasía y las imaginaciones activas de los niños en edad preescolar hacen que sean susceptibles a tener pesadillas. Éstas tienden a ocurrir hacia el final de la noche o muy temprano por la mañana. Usted puede ayudar a prevenir las pesadillas controlando lo que su hijo mira en la televisión. Además, aliente a su hijo a hablar en forma regular acerca de los eventos diarios para ayudarle a que no se sienta confuso o atemorizado.
  • Manejar los terrores nocturnos. Los terrores nocturnos se diferencian de las pesadillas porque el niño permanece dormido y no tiene recuerdos del episodio por la mañana. Los terrores nocturnos tienden a ocurrir entre 3 y 5 horas después de que el niño se va a dormir. Su hijo puede llorar intensamente y puede tener falta de aire. No intente despertar a un niño durante un terror nocturno. En lugar de ello, tranquilice a su hijo y sosténgale para evitar lesiones.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Sueño: Cómo ayudar a su hijo, y ayudarse, a dormir bien

Seguridad

Para ayudar a que un niño se sienta seguro, un padre o un cuidador siempre deben estar atentos a las capacidades y al entorno del niño, independientemente de que sea en el hogar, en un patio de juegos o en un espacio público. Estas habilidades cambian a medida que el niño crece y adquiere nuevas habilidades.

Para obtener más información sobre cuestiones de seguridad, vea el tema Salud y seguridad, desde los 2 hasta los 5 años.

Conducta

Los niños que tienen entre 2 y 5 años tienen muchas emociones intensas que no logran comprender completamente. Como resultado, no se sorprenda si su hijo pequeño no siempre le escucha. Sea paciente y haga un esfuerzo para ser coherente sobre el establecimiento de límites para evitar algunos problemas comunes. Éstos podrían incluir:

  • Rabietas. Estos arrebatos emocionales son quizás el mayor desafío en términos de comportamiento para este grupo etario. Muchos niños que tienen entre 1 y 4 años tienen rabietas al menos una vez a la semana. Para obtener más información, entre la que se incluye ayuda para reaccionar a las rabietas, vea el tema Rabietas.
  • Chuparse el dedo. Por lo general, el hecho de que los niños menores de 4 años de edad se chupen el dedo no es un problema. La mayoría de los niños dejan de chuparse los dedos en algún momento entre los 3 y los 6 años. Sin embargo, los niños que se chupan los dedos con frecuencia o con demasiada fuerza después de los 3 ó 4 años podrían desarrollar problemas emocionales, dentales o del habla. Para obtener más información, vea el tema Chuparse el dedo.
  • Episodios de contención de la respiración. Éstos son períodos en los que los niños pequeños dejan de respirar, lo que a menudo les hace desmayarse (perder el conocimiento). Los episodios de contención de la respiración generalmente suceden cuando un niño pequeño está enojado, frustrado, siente dolor o miedo. El episodio es un reflejo, no una conducta deliberada. Para obtener más información, vea el tema Episodios de contención de la respiración.
  • Agresión. Algunos niños en edad preescolar se tornan agresivos y podrían lastimar a otros niños. Golpear, morder , empujar y gritar son todos tipos comunes de agresión. Por lo general, la conducta agresiva de los niños es una variación normal de su temperamento . Los padres pueden alentarles a aprender a autocontrolarse enseñándoles conductas positivas y cómo transmitir sus sentimientos con palabras. Por ejemplo:
    • No le dé nalgadas ni le pegue a su hijo. Por lo general, no funciona y sólo hace que el niño tenga miedo.
    • Ayude a su hijo a calmarse. Después, puede hablar acerca de mejores maneras de manejar sus sentimientos.
    • No espere que exhiba cambios en la conducta de inmediato. Se necesita tiempo, repeticiones y comentarios de apoyo para que un niño aprenda.

Para obtener más información sobre temas relacionados con la agresión, vea los temas Mordeduras e Intimidación.

Entrenamiento para usar el inodoro

Cada niño aprende a usar el inodoro a su propio ritmo. La mayoría de los niños están preparados para el entrenamiento para usar el inodoro cuando tienen entre 22 y 30 meses de edad.

Puede resultar difícil determinar cuándo comenzar el entrenamiento para usar el inodoro. La preparación física y emocional de su hijo es el aspecto más importante de encontrar el momento oportuno. Es probable que tanto usted como su hijo se frustren si intenta entrenarle para usar el inodoro antes de que esté preparado.

Para obtener más información, vea el tema Entrenamiento para usar el inodoro.

Cómo fomentar un crecimiento y un desarrollo saludables

Usted puede ayudar a su hijo a crecer mostrándole amor y afecto, hablándole, leyéndole y dejando que juegue. También es importante establecer restricciones y límites.

Desarrollo físico

Desarrollo cognitivo

  • Aliente la exploración segura. Los niños que exploran aprenden a dominar nuevas habilidades y a resolver problemas. Ofrezca una variedad de cosas con las que jugar, leer, crear y construir. Tome medidas básicas para minimizar los riesgos. Para obtener más información acerca de cómo prevenir los accidentes y las lesiones, vea el tema Salud y seguridad, desde los 2 hasta los 5 años.
  • Aliente un sentido de seguridad. Este sentido de confianza establece las bases del aprendizaje, de las habilidades sociales, de la capacidad de adaptación y del desarrollo emocional. Es más probable que su hijo se sienta seguro y protegido si usted es confiable, consecuente, respetuoso y receptivo. Los niños protegidos también mantienen y fortalecen el apego con los padres.

Desarrollo emocional y social

  • Permita el contacto con compañeros. Jugar con otros niños, aunque sea 1 vez a la semana, brinda a los niños la oportunidad de practicar y desarrollar habilidades sociales, emocionales y del lenguaje importantes.
  • Fomente el autocontrol. Los niños necesitan orientación, límites claros y padres pacientes durante esta época de luchas con la conducta y emocionales. Ayude a su hijo ejemplificando y enseñando conductas adecuadas. La técnica conocida como "tiempo de descanso" puede ayudar, cuando se la utiliza en forma adecuada y con moderación. Aliente a su hijo a pensar acerca de los sentimientos de otras personas para desarrollar empatía.
  • Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Ayude a su hijo a desarrollar la autoestima. Los padres son quienes tienen la mayor influencia en el concepto que un niño tiene de sí mismo. Incúlquele a su hijo un sentido de pertenencia y de que va bien y está contribuyendo.

Desarrollo del lenguaje

Desarrollo sensorial y motor

  • Proporcione una variedad de experiencias y entornos de juego. Programe un tiempo cada día para las actividades físicas en interiores o al aire libre, como bailar o ir a un patio de juegos. Estas actividades mejoran la coordinación y otras habilidades de los músculos grandes. Las habilidades motoras finas se desarrollan a través de proyectos de arte (como pintar o usar tijeras) y tocar instrumentos musicales.

Cultive la relación con su hijo

Su relación con su hijo cambiará constantemente a medida que su hijo adquiera nuevas habilidades y desarrolle independencia. Usted puede ayudar a su hijo en cada etapa evaluando su relación cada tanto. Pregúntese a usted mismo:

  • ¿Qué es lo que más me gusta de mi hijo?
  • ¿Qué factores podrían estar desencadenando la mala conducta? ¿Alguno de estos desencadenantes es nuevo?
  • ¿Qué habilidades nuevas ha aprendido mi hijo en los últimos 3 meses? ¿En los últimos 2 meses? ¿En el último mes?
  • ¿Qué tareas puedo alentar en mi hijo a que las haga solo? ¿Cómo puedo alentarle?
  • ¿Cuándo estoy a gusto con cómo trato a mi hijo?
  • ¿Qué es lo que no me gusta acerca de algunas de nuestras interacciones? ¿Cuándo suelen ocurrir estos episodios?

Si usted es uno de los padres o un cuidador de niños, también es importante que:

  • Aprenda y use técnicas de crianza y de disciplina que sean eficaces, y evite el uso del castigo físico. En la mayoría de las comunidades, se ofrecen clases sobre crianza. Pregúntele a su médico o llame a un hospital local para obtener más información.
  • Aprenda técnicas saludables para resolver conflictos y manejar el estrés . Para obtener más información, vea el tema Manejo del estrés.
  • Pida ayuda cuando la necesite. Llame a un familiar o a un amigo para descansar si se siente abrumado. Encuentre los recursos de la comunidad para ayudarle con el cuidado del niño o con otros servicios que necesite. Llame a un médico o a un hospital local para comenzar. Algunas comunidades tienen centros de servicios de relevo para niños. Éstos brindan servicios de guardería temporales cuando usted necesita un descanso.
  • Obtenga ayuda de los programas escolares si su hijo tiene necesidades especiales.
  • Busque ayuda si cree que tiene un problema con el alcohol, las drogas, el enojo, la depresión, el estrés u otros problemas que afectan su salud mental.

Para obtener más información, vea:

Herramienta interactiva: ¿Cuál es su nivel de estrés?
Herramienta interactiva: ¿Está deprimido?
¿Tiene un problema con el abuso de sustancias? (¿Qué es un documento PDF ?)

Cuándo llamar a un médico

Aunque su hijo crezca a su propio ritmo, esté atento a las señales de retraso del desarrollo . Cuanto antes identifique un retraso, mejores probabilidades tendrá de recibir un tratamiento adecuado para su hijo que pueda prevenir o minimizar los problemas a largo plazo.

En general, hable con un médico cada vez que su hijo:

  • No parezca estar alcanzando los hitos del desarrollo según lo esperado.
  • No esté creciendo a un ritmo constante. Cada año, entre los 2 y los 5 años, su hijo debería aumentar entre 3 libras (1.4 kg) y 5 libras (2.3 kg) y crecer alrededor de 3 pulgadas (7.6 cm). Aunque la estatura y el peso de su hijo se miden en las consultas de control para el niño de rutina, llame a su médico si los patrones de crecimiento de su hijo le preocupan entre estas visitas.
  • No pueda hacer algunas de las cosas que solía hacer, como hablar o correr.
  • Le haga sentir tan enojado o frustrado con él que le preocupa qué podría hacer después.
  • Tenga un comportamiento extremadamente agresivo, violento o verbalmente ofensivo.
  • No parezca estar progresando bien, aunque usted no puede precisar qué le hace sentir intranquilo. Es posible que los amigos y otros cuidadores también estén preocupados.

Chequeos de rutina

Por lo general, entre los 2 y los 5 años, un niño visita al médico a los 24 meses y a los 30 meses, y luego una vez al año a los 3, 4 y 5 años. Estos chequeos de rutina se llaman consultas de control para el niño.

Estas visitas permiten al médico de su hijo vigilar el estado de salud general y el desarrollo de su hijo. También puede hablar sobre cualquier inquietud que tenga. Podría serle útil llevar una lista de preguntas (¿Qué es un documento PDF ?) preparada.

Examen físico

El médico generalmente:

Las pruebas de detección de audición y de visión de rutina se llevan a cabo durante los años de edad preescolar. Es posible que un especialista le haga pruebas formales si los resultados de la prueba de detección de su hijo no son favorables o si existe algún problema de desarrollo entre los 2 y los 5 años.

Salud mental y emocional

El médico hablará con usted y con su hijo a fin de tener una idea del desarrollo mental, emocional y social de su hijo. Por lo general, las preguntas incluyen lo siguiente:

  • Si ha ocurrido algún cambio notorio en la conducta.
  • El bienestar general de su hijo y de su familia. El médico también observa cómo interactúan usted y su hijo.
  • Cómo reacciona su hijo ante las personas desconocidas.
  • Cómo juega e interactúa su hijo con los compañeros.
  • Si usted tiene alguna inquietud acerca de determinadas cuestiones, como el entrenamiento para usar el inodoro , el jardín de infantes o las conductas problemáticas.
  • Las habilidades del lenguaje, de la audición y sociales de su hijo. El médico le hará preguntas a su hijo para evaluar brevemente estas cuestiones y las relacionadas con el desarrollo. Por ejemplo, es posible que su médico le pregunte a su hijo acerca de sus actividades preferidas y los nombres de sus amigos.

Además de las evaluaciones indicadas anteriormente, por lo general, los médicos realizan preguntas específicas de acuerdo con la edad de un niño.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Pediatrics
141 Northwest Point Boulevard
Elk Grove Village, IL  60007-1098
Teléfono: (847) 434-4000
Fax: (847) 434-8000
Dirección del sitio web: www.aap.org
 

The American Academy of Pediatrics (AAP) offers a variety of educational materials about parenting, general growth and development, immunizations, safety, disease prevention, and more. AAP guidelines for various conditions and links to other organizations are also available.


Bright Futures
P.O. Box 571272
Washington, DC  20057-1272
Teléfono: (202) 784-9770
Fax: (202) 784-9777
Dirección del sitio web: www.brightfutures.org
 

The Bright Futures Web site offers current information about health promotion and health care needs of infants, children, teens, families, and communities. Bright Futures is sponsored by the National Center for Education in Maternal and Child Health at Georgetown University.


KidsHealth for Parents, Children, and Teens
Nemours Home Office
10140 Centurion Parkway
Jacksonville, FL 32256
Teléfono: (904) 697-4100
Dirección del sitio web: www.kidshealth.org
 

Este sitio web está patrocinado por la Fundación Nemours. Tiene una amplia variedad de información sobre la salud de los niños, desde alergias y enfermedades a crecimiento y desarrollo normales (desde el nacimiento hasta la adolescencia). Este sitio web ofrece áreas separadas para niños, adolescentes y padres, que brindan información apropiada para cada edad que los niños o padres pueden entender. Puede registrarse para recibir correos electrónicos semanales sobre temas que le interesen.


National Institute of Child Health and Human Development
P.O. Box 3006
Rockville, MD  20847
Teléfono: 1-800-370-2943
Fax: 1-866-760-5947 toll-free
TDD: 1-888-320-6942
Correo electrónico: NICHDInformationResourceCenter@mail.nih.gov
Dirección del sitio web: www.nichd.nih.gov
 

The National Institute of Child Health and Human Development (NICHD) is part of the U.S. National Institutes of Health. The NICHD conducts and supports research related to the health of children, adults, and families. NICHD has information on its Web site about many health topics. And you can send specific requests to information specialists.


U.S. Consumer Product Safety Commission
4330 East West Highway
Bethesda, MD 20814
Teléfono: 1-800-638-2772 línea directa para el consumidor
(301) 504-7923
TDD: (301) 595-7054
Dirección del sitio web: www.cpsc.gov
 

La Comisión para la Seguridad de Productos de Consumo (CPSC, por sus siglas en inglés) es un organismo federal independiente de regulación que busca proteger a los consumidores y a las familias de productos peligrosos que puedan lastimar a personas, especialmente a los niños. La CPSC desarrolla estándares de seguridad e informa al público sobre peligros y retiradas del mercado de productos. Usted puede llamar a su línea telefónica gratuita o enviarles un correo electrónico para denunciar productos inseguros.


Referencias

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2009). Your four- to five-year-old. In SP Shelov et al., eds., Caring For Your Baby And Young Child: Birth to Age 5, 5th ed., pp. 391–420. New York: Bantam.
  • American Academy of Pediatrics (2009). Your three-year-old. In SP Shelov et al., eds., Caring For Your Baby And Young Child: Birth to Age 5, 5th ed., pp. 361–390. New York: Bantam.
  • American Academy of Pediatrics (2009). Your two-year-old. In SP Shelov et al., eds., Caring For Your Baby And Young Child: Birth to Age 5, 5th ed., pp. 325–360. New York: Bantam.
  • Committee on Nutrition, American Academy of Pediatrics (2001, reaffirmed 2006). The use and misuse of fruit juice in pediatrics. Pediatrics, 107(5): 1210–1213. Also available online:
  • Committee on Psychosocial Aspects of Child and Family Health, American Academy of Pediatrics (1998, reaffirmed 2012). Guidance for effective discipline. Pediatrics, 101(4): 723–728. [Erratum in Pediatrics, 101(2): 433.] Also available online:
  • Dixon SD, Stein MT (2006). Encounters With Children: Pediatric Behavior and Development, 4th ed. Philadelphia: Mosby Elsevier.
  • Feigelman S (2011). The preschool years. In RM Kliegman et al., eds., Nelson Textbook of Pediatrics, 19th ed., pp. 33–36. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Ginsburg KR, et al. (2007). The importance of play in promoting healthy child development and maintaining strong parent-child bonds. Pediatrics, 119(1): 182–191. Also available online:
  • Hagan JF, et al., eds. (2008). Early childhood: 2½ year visit. In Bright Futures: Guidelines for Health Supervision of Infants, Children, and Adolescents, 3rd ed., pp. 429–438. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Hagan JF, et al., eds. (2008). Early childhood: 2-year visit. In Bright Futures: Guidelines for Health Supervision of Infants, Children, and Adolescents, 3rd ed., pp. 419–428. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Hagan JF, et al., eds. (2008). Early childhood: 3-year visit. In Bright Futures: Guidelines for Health Supervision of Infants, Children, and Adolescents, 3rd ed., pp. 439–448. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Hagan JF, et al., eds. (2008). Early childhood: 4-year visit. In Bright Futures: Guidelines for Health Supervision of Infants, Children, and Adolescents, 3rd ed., pp. 449–461. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Hagan JF, et al., eds. (2008). Middle childhood: 5- and 6-year visits. In Bright Futures: Guidelines for Health Supervision of Infants, Children, and Adolescents, 3rd ed., pp. 465–481. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Hamel SC, Pelphrey A (2009). Preschool years. In WB Carey et al., eds., Developmental-Behavioral Pediatrics, 4th ed., pp. 39–49. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Hansen RL, Ulrey GL (2009). The spectrum of social cognition. In WB Carey et al., eds., Developmental-Behavioral Pediatrics, 4th ed., pp. 373–380. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • High PC, et al. (2008). School readiness. Pediatrics, 121(4): e1008–e1015. Also available online:
  • Strasburger VC (2011). Media. In M Augustyn et al., eds., Zuckerman Parker Handbook of Developmental and Behavioral Pediatrics for Primary Care, 3rd ed., pp. 463–466. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario John Pope, MD - Pediatrics
Revisor médico especializado Louis Pellegrino, MD - Developmental Pediatrics
Última revisión 23 febrero, 2011

Última revisión: 23 febrero, 2011

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.