Contact Us     Maps & Directions     About Us
Find a Provider
Your Medical Home
Find a Facility
Plan Your Visit
Find a Provider
Giving
Mother Frances Hospital
Heart Hospital
Neuroscience Institute
Orthopedics and Sports Medicine
Información de la salud de búsqueda    Diabetes gestacional

Diabetes gestacional

Generalidades del tema

¿Qué es la diabetes gestacional?

Si su nivel de azúcar en la sangre se vuelve demasiado alto cuando está embarazada, usted tiene diabetes gestacional. Por lo general, se normaliza después del nacimiento del bebé.

El nivel alto de azúcar en la sangre puede causarles problemas a usted y a su bebé. Su bebé podría crecer demasiado, lo que puede causar problemas durante el parto. Su bebé también podría nacer con un nivel bajo de azúcar en la sangre. Pero con tratamiento, la mayoría de las mujeres que tienen diabetes gestacional pueden controlar el nivel de azúcar en la sangre y dar a luz a bebés saludables.

Las mujeres que han tenido diabetes gestacional tienen más probabilidades que las demás mujeres de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro. Es posible que pueda prevenir o reducir la gravedad de la diabetes tipo 2 manteniendo un peso saludable, comiendo alimentos saludables y aumentando la actividad física.

¿Cuál es la causa de la diabetes gestacional?

El páncreas produce una hormona que se llama insulina . La insulina ayuda a que el cuerpo use y almacene adecuadamente el azúcar de los alimentos que usted come. Esto mantiene el nivel de azúcar en la sangre dentro de un intervalo deseado. Cuando está embarazada, la placenta produce hormonas que pueden dificultar la acción de la insulina. Esto se llama resistencia a la insulina.

Una mujer embarazada puede tener diabetes cuando el páncreas no puede producir la insulina suficiente para mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de un intervalo deseado.

¿Cuáles son los síntomas?

Debido a que la diabetes gestacional podría no causar síntomas, deberá hacerse una prueba para detectar la afección. Es posible que se sorprenda si su prueba refleja un nivel alto de azúcar en la sangre. Es importante que se haga una prueba para detectar la diabetes gestacional, debido a que el nivel alto de azúcar en la sangre puede causarles problemas a usted y a su bebé.

A veces, una mujer embarazada que tiene síntomas ha estado viviendo con otro tipo de diabetes sin saberlo. Si tiene síntomas de otro tipo de diabetes, estos podrían incluir:

  • Aumento de la sed.
  • Aumento de la orina.
  • Aumento del hambre.
  • Visión borrosa.

En la mayoría de las mujeres, el embarazo hace que orinen con más frecuencia y que sientan más hambre. Por lo tanto, tener estos síntomas no siempre significa que una mujer tenga diabetes. Hable con su médico si tiene estos síntomas, de modo que pueda hacerse una prueba para detectar la diabetes en cualquier momento durante el embarazo.

¿Cómo se diagnostica la diabetes gestacional?

La American Diabetes Association (Asociación Americana de Diabetes) recomienda que todas las mujeres no que han sido diagnosticadas con diabetes se hagan una prueba para detectar la diabetes gestacional entre las semanas 24 y 28 del embarazo usando la prueba de tolerancia a la glucosa oral. 1

¿Cómo se trata?

Algunas mujeres con diabetes gestacional pueden controlar el nivel de azúcar en la sangre cambiando sus hábitos de alimentación y haciendo ejercicio en forma regular. Estas decisiones saludables también pueden ayudar a prevenir la diabetes gestacional en futuros embarazos y la diabetes tipo 2 en el futuro.

El tratamiento de la diabetes gestacional también incluye revisarse el nivel de azúcar en la sangre en el hogar y consultar a su médico en forma regular.

Es posible que deba inyectarse insulina para ayudar a controlar el nivel de azúcar en la sangre. Esta insulina se suma a la insulina que el cuerpo produce.

Hay pastillas que se llaman gliburida y metformina usadas para la diabetes tipo 2 , que están usando algunos médicos para tratar a las mujeres que tienen diabetes gestacional.

Herramientas de salud Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Lactancia: ¿Debería amamantar a mi bebé?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Diabetes gestacional: Cómo aplicarse inyecciones de insulina
  Diabetes gestacional: Cómo contar los carbohidratos
  Diabetes gestacional: Cómo manejar los niveles bajos de azúcar en la sangre
  Diabetes gestacional: Cómo revisarse el nivel de azúcar en la sangre
  Diabetes: Cómo aplicarse una inyección de insulina
  Lactancia materna: Cómo planificar por adelantado

Causa

Durante el embarazo, un órgano que se llama placenta se desarrolla en el útero . La placenta conecta a la madre y al bebé, y garantiza que el bebé tenga alimentos y agua suficientes. También produce varias hormonas. Algunas de estas hormonas dificultan el trabajo de la insulina —controlar el nivel de azúcar en la sangre—, de modo que el cuerpo de la madre tiene que producir más insulina para mantener los niveles de azúcar dentro de un intervalo seguro. La diabetes gestacional se desarrolla cuando el órgano que produce la insulina, el páncreas , no puede producir la insulina suficiente para mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de un intervalo deseado.

Síntomas

Debido a que la diabetes gestacional no causa síntomas, deberá realizarse una prueba para detectar la afección. Por lo general, esta se realiza entre las semanas 24 y 28 del embarazo. Es posible que se sorprenda si su prueba refleja un nivel alto de azúcar en la sangre. Es importante que se haga una prueba para detectar la diabetes gestacional, debido a que el nivel alto de azúcar en la sangre puede causarles problemas a usted y a su bebé.

A veces, una mujer embarazada ha estado viviendo con diabetes sin saberlo. Si tiene síntomas de diabetes, estos podrían incluir:

  • Aumento de la sed.
  • Aumento de la orina.
  • Aumento del hambre.
  • Visión borrosa.

El embarazo hace que la mayoría de las mujeres orinen con más frecuencia y sientan más hambre; por lo tanto, tener estos síntomas no siempre significa que una mujer tiene diabetes. Hable con su médico si tiene estos síntomas, de modo que pueda realizarse una prueba para detectar la diabetes.

De qué se trata

La mayoría de las mujeres descubren que tienen diabetes gestacional después de haberse realizado la prueba entre las semanas 24 y 28 del embarazo. Después de saber que tiene diabetes gestacional, usted deberá realizar ciertos cambios en sus hábitos de alimentación y en la frecuencia con que hace ejercicio, para ayudar a mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de un intervalo deseado. A medida que avance su embarazo, el cuerpo seguirá produciendo cada vez más hormonas. Esto puede hacer que controlar el nivel de azúcar en la sangre sea cada vez más difícil. Si no es posible controlar el nivel de azúcar en la sangre con los alimentos y el ejercicio, es posible que también deba aplicarse inyecciones de insulina. Algunos médicos están usando píldoras llamadas gliburida y metformina para el tratamiento de las mujeres que tienen diabetes gestacional.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo aplicarse una inyección de insulina

El solo hecho de que usted tenga diabetes no significa que su bebé también la tendrá. La mayoría de las mujeres que tienen diabetes gestacional dan a luz a bebés saludables. Si usted puede mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de un intervalo deseado, sus probabilidades de tener problemas durante el embarazo o durante el parto serán las mismas que si no tuviera diabetes gestacional.

A veces, una madre o su bebé tienen problemas debido al nivel alto de azúcar en la sangre. Estos problemas incluyen:

  • Presión arterial alta en la madre provocada por preeclampsia .
  • Un bebé que crece demasiado. Si un bebé en desarrollo (feto) recibe demasiada azúcar, el azúcar puede convertirse en grasa, lo que hace que el bebé crezca más de lo normal. Un bebé de gran tamaño puede tener lesiones durante el parto vaginal y es posible que deba darse a luz mediante cirugía ( cesárea ).
  • Después de que nazca el bebé, el nivel de azúcar en la sangre del bebé puede bajar demasiado, y es posible que se le deba dar azúcar adicional.
  • Después del parto, los bebés también pueden desarrollar otros problemas que pueden tratarse, incluidos niveles bajos de calcio en la sangre, niveles altos de bilirrubina y demasiados glóbulos rojos.

La mayoría de las veces, la diabetes gestacional desaparece después de que nace el bebé. Pero si ha tenido diabetes gestacional, son mayores sus probabilidades de tenerla en un futuro embarazo y de desarrollar diabetes tipo 2 . Hasta 60 de cada 100 mujeres que desarrollan diabetes gestacional desarrollarán diabetes tipo 2 en el futuro. 2

La diabetes gestacional puede afectar hasta 18 de cada 100 mujeres embarazadas, dependiendo de su grupo racial o étnico. 2 Es más común en ciertos grupos étnicos, como los latinoamericanos, los nativos americanos, los asiáticos americanos, los afroamericanos o los nativos de las islas del Pacífico.

Qué aumenta su riesgo

Usted tiene una mayor probabilidad de desarrollar diabetes gestacional si:

  • Tiene 25 años o más cuando queda embarazada.
  • Ha tenido diabetes gestacional en el pasado.
  • Ha dado a luz a un bebé que pesó más de 9 libras (4 kg).
  • Usted pesó más de 9 libras (4 kg) cuando nació.
  • Tiene un padre/madre o hermano/a con diabetes tipo 2 .
  • No hace suficiente actividad física antes del embarazo.
  • Es obesa (su índice de masa corporal [IMC] es de 30 o más).
  • Pertenece a un grupo racial o grupo étnico que corre un alto riesgo de diabetes, como los latinoamericanos, los nativos americanos, los asiáticos americanos, los afroamericanos o los nativos de las islas del Pacífico.
  • Tiene el síndrome de ovario poliquístico .
  • Tiene un salpullido oscuro en la piel, que se llama acantosis pigmentaria , en la parte posterior del cuello o en los pliegues del cuerpo.
  • Toma medicamentos corticosteroides .
  • Tiene antecedentes de prediabetes.
  • Tiene antecedentes de problemas durante el embarazo.

Cuándo llamar a un médico

Llame al 911 o a otros servicios de emergencia de inmediato si:

  • Se desmayó (perdió el conocimiento) o de repente tiene mucho sueño o confusión. Es posible que tenga un nivel bajo de azúcar en la sangre.
  • Está somnolienta, confusa o respirando muy rápido, o si su aliento huele a fruta. Es posible que tenga un nivel muy alto de azúcar en la sangre.

Llame a un médico de inmediato si:

  • Su nivel de azúcar en la sangre es 300 mg/dL o más (o es mayor que el nivel que su médico ha establecido para usted).

Llame a un médico si usted:

  • Está enferma y está teniendo problemas para controlar el nivel de azúcar en la sangre.
  • Ha tenido vómito o diarrea durante más de 6 horas.
  • Tiene problemas frecuentes con los niveles altos o bajos de azúcar en la sangre.
  • Tiene problemas para saber cuándo tiene bajo el azúcar en la sangre.
  • Tiene preguntas o quiere saber más sobre la diabetes gestacional.

Para obtener información sobre cuándo llamar a su médico por otras cuestiones relacionadas con el embarazo, vea el tema Embarazo.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que diagnostican y tratan la diabetes gestacional incluyen:

Después de que le diagnostiquen diabetes gestacional, es posible que se le remita a otros profesionales de la salud que pueden ayudarla a comprender lo que significa la diabetes gestacional. Estos pueden incluir:

  • Un educador de diabetes certificado (CDE, por sus siglas en inglés). Un CDE es una enfermera titulada, un dietista registrado, un médico, un farmacéutico u otro profesional de la salud que tiene capacitación y experiencia en el cuidado de personas que tienen diabetes. Un CDE puede ayudarla a comprender cómo cuidarse y a adaptarse a vivir con diabetes gestacional.
  • Un dietista registrado . Todas las mujeres que tienen diabetes gestacional deben consultar a un dietista registrado a fin de obtener ayuda para elegir los mejores alimentos. Las visitas de seguimiento con un dietista son útiles si necesita cambiar sus hábitos alimentarios.

Exámenes y pruebas

Es tema de debate para los expertos determinar si todas las mujeres embarazadas deben realizarse o no pruebas para detectar la diabetes gestacional. El United States Preventive Services Task Force (Grupo Especial de Servicios Preventivos de los Estados Unidos) no ha encontrado pruebas suficientes para recomendar que las mujeres sin factores de riesgo para la diabetes gestacional se realicen pruebas de detección. 3 Sin embargo, la mayoría de los médicos realizan pruebas de rutina a todas las mujeres embarazadas que están bajo su atención. La American Diabetes Association (Asociación Americana de Diabetes) recomienda que todas las mujeres no que han sido diagnosticadas con diabetes se hagan una prueba para detectar la diabetes gestacional entre las semanas 24 y 28 del embarazo usando la prueba de tolerancia a la glucosa oral. 1

Pruebas durante el embarazo

Si tiene diabetes gestacional, su médico le revisará la presión arterial en cada visita. También se le realizarán ciertas pruebas a lo largo de su embarazo para revisar su salud y la de su bebé. Estas pruebas incluyen:

  • El monitoreo del nivel de azúcar en la sangre en el hogar . Revisarse el nivel de azúcar en la sangre en el hogar todos los días la ayuda a saber si el nivel de azúcar en la sangre se encuentra dentro de un intervalo deseado. Es posible que deba inyectarse insulina para ayudar a controlar el nivel de azúcar en la sangre. Algunos médicos están usando píldoras llamadas gliburida y metformina para el tratamiento de las mujeres que tienen diabetes gestacional.
  • Ecografía fetal. Esta prueba podría usarse para calcular la edad, el peso y la salud de su bebé. Una ecografía también puede medir el tamaño de la cabeza y del abdomen de su bebé. Esta medición, junto con otra información, puede usarse para ayudar a su médico a decidir sobre su atención. Si su médico cree que su bebé es más grande de lo normal para su edad gestacional y su azúcar en la sangre es alto, podría decidir que usted debe comenzar a usar insulina o píldoras para la diabetes. Tomar insulina cuando tiene diabetes gestacional ayudará a mantener su azúcar en la sangre en un intervalo deseado, lo cual puede evitar que su bebé crezca demasiado grande. Tenga en cuenta que las ecografías no siempre pueden calcular exactamente el peso de su bebé o la existencia de otros problemas.
  • Cardiotocografía en reposo. Una cardiotocografía en reposo puede ayudar a que usted sepa cuán bien está su bebé revisando los latidos cardíacos de su bebé como respuesta al movimiento.

Algunos médicos podrían recomendarle que se realice una prueba de hemoglobina A1c (hemoglobina glucosilada) o una prueba similar cada mes durante su embarazo. La prueba de A1c calcula su nivel promedio de azúcar en la sangre de las últimas semanas a meses.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes gestacional: Cómo revisarse el nivel de azúcar en la sangre

Pruebas durante el trabajo de parto y el parto

Durante el trabajo de parto y el parto, se monitoreará muy de cerca a usted y a su bebé.

  • La cardiotocografía se usa para ver cuán bien está su bebé mientras usted está en trabajo de parto.
  • Las pruebas del nivel de azúcar en la sangre se realizan en forma regular para asegurar que su nivel de azúcar en la sangre se encuentre dentro de un intervalo deseado.

Pruebas después del parto

Después de que nazca su bebé, se revisará varias veces su nivel de azúcar en la sangre. El nivel de azúcar en la sangre de su bebé también se revisará varias veces durante las primeras horas después del nacimiento.

Seguimiento

Aunque su diabetes gestacional probablemente desaparecerá después de que nazca su bebé, usted corre el riesgo de volver a tener diabetes gestacional y de tener diabetes tipo 2 en el futuro. Hasta 60 de cada 100 mujeres que desarrollan diabetes gestacional desarrollarán diabetes tipo 2 en el futuro. 2

Se le realizará una prueba de tolerancia a la glucosa de seguimiento entre 6 y 12 semanas después de que nazca su bebé o después de que deje de amamantarle. Si los resultados de esta prueba son normales, aún deberá hacerse pruebas de diabetes tipo 2 al menos cada 3 años. Incluso si su nivel de azúcar es normal, correrá un mayor riesgo de desarrollar diabetes en el futuro. Comer alimentos saludables y hacer ejercicio en forma regular pueden ayudar a prevenir la diabetes tipo 2.

Si desea volver a quedar embarazada, debe realizarse pruebas para detectar la diabetes antes de quedar embarazada y durante los primeros meses del embarazo.

Aspectos generales del tratamiento

Descubrir que tiene diabetes gestacional puede causar temor. Puede resultar tranquilizante saber que la mayoría de las mujeres que tienen diabetes gestacional dan a luz a bebés saludables y que tener un embarazo saludable depende principalmente de usted.

El tratamiento de la diabetes gestacional implica tomar decisiones saludables. La mayoría de las mujeres que modifican sus hábitos de alimentación y la frecuencia con que hacen ejercicio pueden mantener su nivel de azúcar en la sangre dentro de un intervalo deseado. Controlar el nivel de azúcar en la sangre es la clave para prevenir problemas durante el embarazo o durante el parto.

Usted, su médico y otros profesionales de la salud trabajarán juntos para desarrollar un plan de tratamiento a su medida. No tiene que comer alimentos extraños o especiales. Sin embargo, es posible que deba cambiar lo que come, cuándo lo come y la cantidad que come. Tampoco necesita comenzar un programa de ejercicios sofisticado ni inscribirse en un costoso gimnasio. Caminar varias veces a la semana, realmente, puede ayudarla a controlar su nivel de azúcar en la sangre.

Los cambios en el estilo de vida que usted haga en la actualidad la ayudarán a tener un embarazo saludable y a prevenir la diabetes en el futuro. Cuando comience a hacer estos cambios, aprenderá más sobre su cuerpo y sobre cómo reacciona a los alimentos y al ejercicio. También podría notar que se siente mejor y que tiene más energía.

Durante el embarazo

El tratamiento de la diabetes gestacional durante el embarazo incluye:

  • Consumir una dieta balanceada. Después de descubrir que tiene diabetes gestacional, se reunirá con un dietista registrado para crear un plan de alimentación saludable . Aprenderá cómo limitar la cantidad de carbohidratos que come, como forma de controlar el nivel de azúcar en la sangre. Es posible que también se le solicite que anote todo lo que come y que lleve un registro de su peso. En general, no es buena idea hacer dieta durante el embarazo. La mayoría de los médicos recomiendan a las mujeres aumentar de 25 libras (11.3 kg) a 35 libras (15.9 kg) durante el embarazo. Pero si tiene sobrepeso o es obesa , es posible que su médico le recomiende comer menos y aumentar menos peso que otras mujeres embarazadas. Las mujeres con sobrepeso u obesas tienen un mayor riesgo de presión arterial alta y un problema en la circulación de la sangre que se llama preeclampsia .
  • Hacer ejercicio con regularidad. Trate de hacer, al menos, 2½ horas de ejercicio moderado a la semana. 4, 5 Una forma de hacer esto es estar activo 30 minutos al día, por lo menos 5 días a la semana. Está bien hacer actividad en bloques de 10 minutos o más a lo largo del día y de la semana. Hacer ejercicio en forma regular y moderada durante el embarazo ayuda a que el cuerpo use la insulina en forma más efectiva y ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre. Si nunca ha hecho ejercicio en forma regular o si no hizo ningún tipo de ejercicio antes de quedar embarazada, hable con su médico antes de comenzar a hacerlo. Las actividades de bajo impacto, como caminar o nadar, son especialmente buenas para las mujeres embarazadas. También podría intentar tomar clases de ejercicios especiales para mujeres embarazadas.
  • Revisarse los niveles de azúcar en la sangre. Una parte importante del tratamiento de la diabetes gestacional es revisarse el nivel de azúcar en la sangre en el hogar. Cada día, usted va a hacer un examen de azúcar en la sangre en casa una o más veces. Es posible que sea abrumador revisarse el nivel de azúcar en la sangre con tanta frecuencia. Pero saber que su nivel está dentro de un intervalo deseado puede ayudarle a tranquilizarse. Hable con su médico acerca de la frecuencia con la que debe revisarse el nivel de azúcar en la sangre.
  • Monitorear el crecimiento y el bienestar fetales. Es posible que su médico desee que usted monitoree los movimientos fetales, que se llaman cantidad de patadas. Avísele si usted cree que su bebé se está moviendo menos de lo habitual. También es posible que se le realicen ecografías fetales para ver cuán bien está creciendo su bebé. Es posible que deba hacerse una cardiotocografía en reposo para verificar cuán bien responde el corazón de su bebé al movimiento.
  • Hacerse chequeos médicos regulares. Tener diabetes gestacional implica realizar visitas regulares a su médico. En estas visitas, su médico le revisará la presión arterial y analizará una muestra de su orina. También hablarán sobre los niveles de azúcar en la sangre, qué ha estado comiendo, cuánto ejercicio ha estado haciendo y cuánto peso ha aumentado.
  • Inyectarse insulina. La primera forma de tratar la diabetes gestacional es cambiar los hábitos de alimentación y hacer ejercicio en forma regular. Si los niveles de azúcar en la sangre aún siguen siendo demasiado altos después de cambiar los hábitos de alimentación y de hacer ejercicio en forma regular, es posible que deba inyectarse insulina. La insulina puede ayudar a reducir su nivel de azúcar en la sangre sin hacer daño a su bebé. Algunos médicos están usando píldoras llamadas gliburida y metformina para el tratamiento de las mujeres que tienen diabetes gestacional.

La mayoría de los médicos recomendarán que amamante, si es posible, por los beneficios de salud para usted y su bebé. Por ejemplo, amamantar puede ayudarle a mantener a su hijo en un peso saludable, lo que puede reducir sus probabilidades de desarrollar diabetes. Proporciona anticuerpos para fortalecer el sistema inmunitario de su bebé, y disminuye el riesgo de su bebé de muchos tipos de infecciones. Y puede reducir sus probabilidades de desarrollar diabetes más tarde en la vida. Para más información, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Lactancia materna: ¿Debería amamantar a mi bebé?
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Lactancia materna: Cómo planear por anticipado

Durante el trabajo de parto y el parto

La mayoría de las mujeres que tienen diabetes gestacional pueden dar a luz a sus bebés por vía vaginal. El solo hecho de que tenga diabetes gestacional no significa que deberá realizarse una cesárea .

Debido a que puede ser difícil dar a luz en forma segura a un bebé que ha crecido demasiado, su médico le realizará ecografías fetales para revisar el tamaño de su bebé. Si su médico cree que su bebé corre el peligro de ser demasiado grande, podría decidir inducir el parto o hacerle una cesárea.

Durante el parto, se monitorea muy de cerca a usted y a su bebé. Esto incluye:

  • Revisarle el nivel de azúcar en la sangre en forma regular. Si su nivel se vuelve demasiado alto, es posible que se le inyecten pequeñas cantidades de insulina a través de una vena (por vía intravenosa, IV). Si su nivel disminuye demasiado, es posible que reciba líquido intravenoso que contiene glucosa.
  • Revisar la frecuencia cardíaca de su bebé y cuán bien el corazón de su bebé responde al movimiento. La cardiotocografía le ayuda a su médico a saber cómo está su bebé durante el trabajo de parto. Si el bebé es de gran tamaño o no parece estar bien, es posible que deba realizarse una cesárea para dar a luz a su bebé.

Después del parto

Después del parto, usted y su bebé aún deberán ser monitoreados de cerca.

  • Durante las primeras horas, es posible que se le revise el nivel de azúcar en la sangre cada hora. Por lo general, los niveles de azúcar en la sangre rápidamente vuelven a la normalidad.
  • También se observará el nivel de azúcar en la sangre de su bebé. Si los niveles de azúcar en la sangre eran altos durante el embarazo, el cuerpo de su bebé producirá insulina de más durante varias horas después del parto. Esta insulina de más podría hacer que el nivel de azúcar en la sangre de su bebé disminuya demasiado ( hipoglucemia ). Si el nivel de azúcar en la sangre de su bebé disminuye demasiado, es posible que necesite azúcar adicional, como bebidas de agua con azúcar o glucosa administrada por vía intravenosa.
  • También es posible que se revise la sangre de su bebé para detectar niveles bajos de calcio, niveles altos de bilirrubina y glóbulos rojos adicionales.

Para pensar

La mayoría de las veces, los niveles de azúcar en la sangre de las mujeres que tienen diabetes gestacional vuelven a la normalidad en algunas horas o algunos días después del parto.

Si ha tenido diabetes gestacional, corre el riesgo de volver a tenerla en un futuro embarazo. También corre el riesgo de tener diabetes tipo 2 , un tipo de diabetes permanente. Las decisiones y los cambios saludables que hizo durante su embarazo, si se mantienen, la ayudarán a prevenir la diabetes en el futuro. Si le preocupa la diabetes tipo 2 en relación con usted misma o con su hijo, hable con su médico acerca de sus inquietudes. Para obtener más información acerca de la diabetes tipo 2, vea el tema Diabetes tipo 2.

Prevención

En algunas mujeres, no puede prevenirse la diabetes gestacional . Pero es posible que usted pueda reducir sus probabilidades de tener diabetes gestacional manteniendo un peso saludable y no aumentando demasiado de peso durante el embarazo. Hacer ejercicio en forma regular también puede ayudar a mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de un intervalo deseado y a prevenir la diabetes gestacional.

Si ha tenido diabetes gestacional, corre el riesgo de volver a tenerla en un futuro embarazo. También corre el riesgo de diabetes tipo 2 , un tipo de diabetes permanente. Una de las mejores maneras de prevenir el desarrollo de diabetes gestacional otra vez es mantener un peso saludable.

Si ha tenido diabetes gestacional, evite los medicamentos que aumentan la resistencia a la insulina , como ácido nicotínico y medicamentos glucocorticoides (por ejemplo, prednisona y dexametasona).

Tratamiento en el hogar

Tener un embarazo saludable dependerá principalmente de usted. La diabetes gestacional , como cualquier forma de diabetes, no puede tratarse en forma satisfactoria con medicamentos únicamente.

Su médico, su educador en diabetes, su dietista registrado y otros profesionales de la salud pueden ayudarla a aprender cómo cuidarse a sí misma y cómo proteger a su bebé de los problemas. Si obtiene la mayor cantidad de información posible acerca de la diabetes gestacional, tendrá los conocimientos que necesita para tener un embarazo saludable. Al comprender de qué manera los alimentos y el ejercicio afectan su nivel de azúcar en la sangre, podrá controlar mejor su nivel de azúcar en la sangre y ayudar a prevenir los problemas de la diabetes gestacional.

El tratamiento en el hogar de la diabetes gestacional incluye cambiar los hábitos de alimentación, hacer ejercicio en forma regular y revisarse el nivel de azúcar en la sangre.

Comer alimentos saludables

Cambiar qué, cuándo y cuánto come puede ayudar a mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de un intervalo deseado. Después de que le diagnostiquen diabetes gestacional, se reunirá con un dietista registrado para decidir acerca de un plan de alimentación saludable individualizado. Es posible que su dietista también le solicite que anote todo lo que come y que lleve un registro de su peso. También le enseñará cómo contar los carbohidratos a fin de distribuirlos a lo largo del día. Para más información, vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes gestacional: Cómo contar los carbohidratos.

Hacer ejercicio con regularidad

Hacer ejercicio en forma regular y moderada durante el embarazo ayuda a que el cuerpo use la insulina en forma más efectiva, lo que ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre. Por lo general, hacer ejercicio y alimentarse bien pueden ser formas de tratar la diabetes gestacional. Trate de hacer, al menos, 2½ horas de ejercicio moderado a la semana. 4, 5 Una forma de hacer esto es estar activa 30 minutos al día, por lo menos 5 días a la semana. Está bien hacer actividad en bloques de 10 minutos o más a lo largo del día y de la semana.

Si nunca ha hecho ejercicio en forma regular o si no hizo ningún tipo de ejercicio antes de quedar embarazada, hable con su médico antes de comenzar a hacerlo. Los ejercicios que no pone demasiado énfasis en la parte inferior de su cuerpo —como usar un ergómetro de brazos, una máquina que solo trabaja los músculos del brazo, o montar una bicicleta reclinada, un tipo de bicicleta con un asiento que se parece a una silla— son especialmente buenos para las mujeres embarazadas. También podría intentar tomar clases de ejercicios especiales para mujeres embarazadas u otras actividades de bajo impacto, como nadar o caminar.

Si hacer ejercicio y cambiar los hábitos de alimentación mantienen su nivel de azúcar en la sangre dentro de un intervalo deseado, no deberá tomar medicamentos para la diabetes. Si debe usar insulina, asegúrese de tener con usted un alimento con azúcar fácil de asimilar cuando hace ejercicio, en caso de que tenga síntomas de nivel bajo de azúcar en la sangre. Si cree que su nivel de azúcar en la sangre está bajo, deje de hacer ejercicio, revísese el nivel de azúcar en la sangre y coma el refrigerio.

Cómo revisarse el nivel de azúcar en la sangre

Una parte importante del tratamiento de la diabetes gestacional es revisarse el nivel de azúcar en la sangre en el hogar. Cada día, usted va a hacer un examen de azúcar en la sangre en casa una o más veces. Es posible que sea abrumador revisarse el nivel de azúcar en la sangre con tanta frecuencia. Pero saber que su nivel está dentro del intervalo deseado puede ayudarle a tranquilizarse. Hable con su médico acerca de la frecuencia con la que debe revisarse el nivel de azúcar en la sangre.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes gestacional: Cómo revisarse el nivel de azúcar en la sangre

Otros aspectos de su atención

  • Si cambiando sus hábitos de alimentación y haciendo ejercicio no logra controlar el nivel de azúcar en la sangre, es posible que deba inyectarse insulina diariamente.
  • Si tuvo sobrepeso antes de quedar embarazada, no trate de bajar de peso mientras esté embarazada. Pregúntele a su médico cuánto debería aumentar de peso durante su embarazo.
  • Es posible que su médico le pida que revise la cantidad de patadas. Avísele si usted cree que su bebé se ha estado moviendo menos de lo habitual.
  • Si usa insulina, esto puede hacer que el nivel de azúcar en la sangre disminuya por debajo del intervalo deseado. Aunque el nivel muy bajo de azúcar en la sangre es poco frecuente en mujeres que tienen diabetes gestacional, es importante que conozca los síntomas de nivel bajo de azúcar en la sangre y que tenga con usted, en todo momento, alimentos con azúcar fácil de asimilar. Para más información, vea:
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes gestacional: Cómo manejar los niveles bajos de azúcar en la sangre.

Medicamentos

La mayoría de las mujeres pueden tratar la diabetes gestacional cambiando sus hábitos de alimentación y haciendo ejercicio con más frecuencia. Si estos cambios no mantienen el nivel de azúcar en la sangre dentro de un intervalo deseado, es posible que deba inyectarse insulina . También es posible que deba inyectarse insulina si su médico cree que su bebé está creciendo demasiado.

Si debe inyectarse insulina, su médico le enseñará cómo aplicarse una inyección de insulina. Para más información, vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes gestacional: Cómo aplicarse inyecciones de insulina.

Opciones de medicamentos

Insulina

Algunos médicos están usando píldoras llamadas gliburida y metformina para el tratamiento de las mujeres que tienen diabetes gestacional.

Para pensar

La insulina es el medicamento primario usado para tratar la diabetes gestacional. La insulina sólo se usa si no puede controlar el nivel de azúcar en la sangre alimentándose bien y haciendo ejercicio en forma regular.

La cantidad de insulina que necesita depende de cuánto pesa y de cuánto falta para su fecha probable de parto. Algunas mujeres necesitan más insulina a medida que se acercan a la fecha de parto, debido a que la placenta produce cada vez más hormonas que dificultan cada vez más que la insulina cumpla con su función. En raras ocasiones, una mujer con diabetes gestacional debe hospitalizarse durante un breve período para que su nivel de azúcar en la sangre alcance el intervalo deseado.

Otros tratamientos

Todas las mujeres embarazadas deben tomar vitaminas prenatales. Si desea tomar otros tipos de vitaminas, háblelo con su médico. No tome ninguna vitamina en dosis mayores de la dosis que se encontraría en las vitaminas prenatales aprobadas.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
409 12th Street SW
P.O. Box 70620
Washington, DC  20024-9998
Teléfono: 1-800-673-8444
Teléfono: (202) 638-5577
Correo electrónico: resources@acog.org
Dirección del sitio web: www.acog.org
 

El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) es una organización sin fines de lucro de profesionales que brindan atención médica a mujeres, incluyendo adolescentes. El Centro de Recursos de ACOG publica manuales y materiales educativos para pacientes. La sección de publicaciones en la web del sitio tiene folletos educativos para pacientes sobre muchos temas de la salud de las mujeres, incluyendo salud reproductiva, lactancia, violencia y dejar de fumar.


American Diabetes Association (ADA)
1701 North Beauregard Street
Alexandria, VA  22311
Teléfono: 1-800-DIABETES (1-800-342-2383)
Correo electrónico: AskADA@diabetes.org
Dirección del sitio web: www.diabetes.org
 

La American Diabetes Association (Asociación Americana de la Diabetes o ADA, por sus siglas en inglés) es una organización nacional para consumidores y profesionales de la salud. Casi todos los estados tienen una oficina local. La ADA establece los estándares para la atención de las personas con diabetes. Su enfoque está basado en la investigación para la prevención y el tratamiento de todos los tipos de diabetes. La ADA brinda educación para los pacientes y los profesionales principalmente a través de sus publicaciones, las cuales incluyen la revista mensual, Diabetes Forecast, libros, folletos, libros de cocina y guías para la planificación de las comidas, y panfletos. La ADA también proporciona información para padres acerca del cuidado de un niño con diabetes.


Centers for Disease Control and Prevention (CDC): National Center on Birth Defects and Developmental Disabilities (NCBDDD)
1600 Clifton Road, MS E-87
Atlanta, GA  30333
Teléfono: 1-800-CDC-INFO (1-800-232-4636)
TDD: 1-888-232-6348
Correo electrónico: cdcinfo@cdc.gov
Dirección del sitio web: www.cdc.gov/ncbddd
 

NCBDDD aims to find the cause of and prevent birth defects and developmental disabilities. This agency works to help people of all ages with disabilities live to the fullest. The website has information on many topics, including genetics, autism, ADHD, fetal alcohol spectrum disorders, diabetes and pregnancy, blood disorders, and hearing loss.


National Diabetes Education Program (NDEP)
1 Diabetes Way
Bethesda, MD  20814-9692
Teléfono: 1-888-693-6337 to order materials
(301) 496-3583
Correo electrónico: ndep@mail.nih.gov
Dirección del sitio web: http://ndep.nih.gov
 

The National Diabetes Education Program (NDEP) is sponsored by the U.S. National Institutes of Health (NIH) and the U.S. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). The program's goal is to improve the treatment of people who have diabetes, to promote early diagnosis, and to prevent the development of diabetes. Information about the program can be found on two Web sites: one managed by NIH (http://ndep.nih.gov) and the other by CDC (www.cdc.gov/team-ndep).


National Diabetes Information Clearinghouse (NDIC)
1 Information Way
Bethesda, MD  20892-3560
Teléfono: 1-800-860-8747
Fax: (703) 738-4929
TDD: 1-866-569-1162 toll-free
Correo electrónico: ndic@info.niddk.nih.gov
Dirección del sitio web: http://diabetes.niddk.nih.gov
 

This clearinghouse provides information about research and clinical trials supported by the U.S. National Institutes of Health. This service is provided by the National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disease (NIDDK), a part of the National Institutes of Health (NIH).


Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Diabetes Association (2012). Diagnosis and classification of diabetes mellitus. Diabetes Care, 35(Suppl 1): S64–S71.
  2. Centers for Disease Control and Prevention (2011). National Diabetes Fact Sheet, 2011. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services. Available online: http://www.cdc.gov/diabetes/pubs/pdf/ndfs_2011.pdf.
  3. U.S. Preventive Services Task Force (2008). Screening for gestational diabetes mellitus. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsgdm.htm.
  4. U.S. Department of Health and Human Services (2008). 2008 Physical Activity Guidelines for Americans (ODPHP Publication No. U0036). Washington, DC: U.S. Government Printing Office. Available online: http://www.health.gov/paguidelines/guidelines/default.aspx.
  5. American College of Obstetricians and Gynecologists (2002, reaffirmed 2007). Exercise during pregnancy and the postpartum period. ACOG Committee Opinion No. 267. Obstetrics and Gynecology, 99(1): 171–173.

Otras obras consultadas

  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2001, reaffirmed 2010). Gestational diabetes. ACOG Practice Bulletin No. 30. Obstetrics and Gynecology, 98: 525–538.
  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2005, reaffirmed 2010). Pregestational diabetes mellitus. ACOG Practice Bulletin No. 60. Obstetrics and Gynecology, 105(3): 675–685.
  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2009). Postpartum screening for abnormal glucose tolerance in women who had gestational diabetes mellitus. ACOG Committee Opinion No. 435. Obstetrics and Gynecology, 113(6): 1419–1421.
  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2011). Screening and diagnosis of gestational diabetes mellitus. ACOG Committee Opinion No. 504. Obstetrics and Gynecology, 118(3): 751–753.
  • American Diabetes Association (2008). Nutrition recommendations and interventions for diabetes. Diabetes Care, 31(Suppl 1): S61–S78.
  • American Diabetes Association (2013). Standards of medical care in diabetes—2013. Diabetes Care, 36(Suppl 1): S11–S66.
  • Buchanan TA, et al. (2007). What is gestational diabetes? Diabetes Care, 30(Suppl 2): S105–S111.
  • Conway DL (2007). Obstetric management in gestational diabetes. Diabetes Care, 30(Suppl 2): S175–S179.
  • Coustan DR (2007). Pharmacological management of gestational diabetes. Diabetes Care, 30(Suppl 2): S206–S208.
  • Cunningham FG, et al. (2010). Diabetes. In Williams Obstetrics, 23rd ed., pp. 1104–1125. New York: McGraw-Hill.
  • Hod M, Yogev Y (2007). Goals of metabolic management of gestational diabetes. Diabetes Care, 30(Suppl 2): S180–S187.
  • Jovanovic L, Pettitt DJ (2007). Treatment with insulin and its analogs in pregnancies complicated by diabetes. Diabetes Care, 30(Suppl 2): S220–S224.
  • Kitzmiller JL, et al. (2007). Gestational diabetes after delivery. Diabetes Care, 30(Suppl 2): S225–S235.
  • Metzger BE (2007). Summary and recommendations of the fifth international workshop-conference on gestational diabetes mellitus. Diabetes Care, 30(Suppl 2): S251–S260.
  • Moore TR (2007). Glyburide for the treatment of gestational diabetes. Diabetes Care, 30(Suppl 2): S209–S213.
  • Pettitt DJ, Jovanovic L (2007). Low birth weight as a risk factor for gestational diabetes, diabetes, and impaired glucose tolerance during pregnancy. Diabetes Care, 30(Suppl 2): S147–S149.
  • Ratner RE (2007). Prevention of type 2 diabetes in women with previous gestational diabetes. Diabetes Care, 30(Suppl 2): S242–S245.
  • Reader DM (2007). Medical nutrition therapy and lifestyle interventions. Diabetes Care, 30(Suppl 2): S188–S193.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2008). Screening for gestational diabetes mellitus. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsgdm.htm.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Family Medicine
Revisor médico especializado Rhonda O'Brien, MS, RD, CDE - Certified Diabetes Educator
Última revisión 3 noviembre, 2011

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.