Contact Us     Maps & Directions     About Us
Find a Provider
Your Medical Home
Find a Facility
Plan Your Visit
Find a Provider
Giving
Mother Frances Hospital
Heart Hospital
Neuroscience Institute
Orthopedics and Sports Medicine
Información de la salud de búsqueda    Problemas con el alcohol y las drogas

Problemas con el alcohol y las drogas

Generalidades del tema

El consumo excesivo o abuso de alcohol (alcoholismo) o de otras drogas se llama abuso de sustancias . Puede causar o empeorar muchos problemas médicos y puede destruir familias y vidas.

Si cree que puede tener un problema con las drogas o con el alcohol, conteste un breve cuestionario para evaluar sus síntomas:

Autoprueba de abuso de sustancias (¿Qué es un documento PDF ?)

Alcohol

El abuso de alcohol causa más de 100,000 muertes al año en Estados Unidos y en Canadá. Es la droga de la cual los niños de 12 a 17 años abusan con mayor frecuencia. Los accidentes automovilísticos causados por el alcohol son la causa principal de muerte en adolescentes. Las personas que beben alcohol tienen más probabilidades de participar en conductas sexuales de alto riesgo, tener malas calificaciones en la escuela o bajo desempeño en el trabajo, utilizar productos de tabaco y experimentar con drogas ilegales . El consumo de alcohol y drogas puede ser un intento inconsciente de tratarse a sí mismo por otro problema, como la depresión .

Usted tiene problemas de alcohol si su consumo interfiere con su salud o su vida cotidiana. Desarrolla alcoholismo si depende física o emocionalmente del alcohol para soportar el día.

Beber en exceso a largo plazo daña el hígado, el sistema nervioso, el corazón y el cerebro . Puede provocar presión arterial alta , problemas estomacales, interacciones de los medicamentos, problemas sexuales, osteoporosis y cáncer. El abuso de alcohol también puede provocar violencia, accidentes, aislamiento social, condenas de cárcel y problemas en el hogar y el trabajo.

Los síntomas de un problema de alcohol son cambios en la personalidad, lagunas mentales, beber cada vez más para lograr el mismo efecto y negación del problema. Una persona con problema de alcohol puede beber a tragos o a escondidas, beber sola o temprano en la mañana, y sufrir de temblores. También puede tener problemas familiares, escolares o laborales, o tener dificultades con la ley debido a la bebida.

Consumir alcohol junto con medicamentos o drogas ilegales puede aumentar los efectos de estas sustancias.

Los patrones de abuso del alcohol varían. Es posible que algunas personas beban y se intoxiquen (se emborrachen) todos los días. Otras personas beben grandes cantidades de alcohol en momentos específicos, como durante el fin de semana. Es común que las personas con problemas de alcohol o drogas se reporten enfermas en el trabajo los lunes o los viernes. Pueden quejarse de tener un virus o gripe. Otras pueden pasar sobrias durante mucho tiempo y después tener una borrachera que dure semanas o meses.

Es posible que una persona con dependencia del alcohol sufra síntomas de abstinencia graves, como temblores, delirios, alucinaciones y sudoración, si deja de beber repentinamente ("en seco"). Después de que se desarrolla la dependencia se vuelve muy difícil dejar de beber sin ayuda externa. Puede ser necesaria una desintoxicación médica.

Drogas

El abuso de drogas incluye el consumo de drogas ilegales —como la marihuana, la metanfetamina, la cocaína, la heroína u otras "drogas de la calle"— y el abuso de medicamentos recetados y de medicamentos sin receta. Algunas personas toman drogas para estimularse o para aliviar el estrés y otros problemas emocionales.

El éxtasis (MDMA), la ketamina, el GHB, el Rohypnol y el LSD, drogas que se llaman "drogas de club", suelen encontrarse en los bailes de toda la noche, los "raves", los "trances" o las discotecas. El consumo de drogas de club es la causa de un número creciente de casos de sobredosis y de ingresos en las salas de emergencia. En esos clubes también pueden consumirse inhalantes como óxido nitroso. Las drogas vienen en diferentes presentaciones y se consumen de diversas formas. Pueden fumarse, aspirarse, inhalarse, tomarse en forma de pastillas, ponerse en bebidas o alimentos, introducirse en el recto o en la vagina, o inyectarse con jeringa. Los adolescentes y los adultos jóvenes podrían correr el riesgo de convertirse en víctimas de una agresión sexual o de una conducta violenta en situaciones en las que se utilizan estas drogas.

Los adolescentes y los adultos jóvenes también abusan de algunos medicamentos de venta libre, como los medicamentos para el resfriado que contienen dextrometorfano, como forma de drogarse. El pegamento, el betún, los líquidos limpiadores y los aerosoles son productos domésticos con ingredientes que también se pueden usar para drogarse.

En los Estados Unidos y Canadá, aproximadamente el 40% de los adultos usan una droga ilegal en algún momento de su vida. Esto no incluye el consumo de alcohol ni de medicamentos de receta. Muchas personas abusan de más de una sustancia ilegal a la vez.

La dependencia de las drogas o la adicción a estas se produce cuando usted desarrolla una "necesidad" física o emocional de una droga. Usted es incapaz de controlar el consumo de drogas, a pesar del efecto negativo que esto tiene en su vida. Quizá no se dé cuenta de que se ha vuelto dependiente de una droga hasta que intente dejar de tomarla. La abstinencia de las drogas puede causar síntomas incómodos y a veces peligrosos. El tratamiento habitual consiste en reducir gradualmente la dosis de la droga hasta que pueda dejar de tomarla por completo.

Grupos de alto riesgo

Algunos grupos de personas tienen más probabilidades que otros de tener problemas derivados del abuso de alcohol o drogas. Estos grupos incluyen:

  • Adolescentes y adultos jóvenes. Aproximadamente la mitad de los estudiantes de último año de secundaria en los Estados Unidos admiten haber consumido alcohol o una droga ilegal. El abuso de sustancias en este grupo de edad eleva el riesgo de implicación en delitos, conductas sexuales de alto riesgo, accidentes y lesiones. Los adolescentes que consumen alcohol y drogas tienen más probabilidades de tener un mal desempeño escolar y un índice más elevado de abandono de los estudios. Para más información, vea el tema Abuso del alcohol y de drogas en adolescentes.
  • Mujeres.
    • Aunque las mujeres tienen menos probabilidades que los hombres de abusar del alcohol, es más probable que tengan problemas de salud relacionados con el alcohol, como enfermedad del hígado .
    • Las mujeres tienen más probabilidades de tener problemas con medicamentos recetados. Más de las dos terceras partes de todos los tranquilizantes se recetan a mujeres. Los tranquilizantes, los sedantes, los analgésicos (medicamentos para el dolor) y las anfetaminas son la mayoría de las veces objeto de abuso por parte de las mujeres.
    • El abuso de alcohol y drogas en las mujeres aumenta el riesgo de desarrollar otros problemas de salud, como osteoporosis o depresión .
    • Las mujeres que abusan del alcohol y las drogas intentan suicidarse cuatro veces más que las mujeres que no abusan.
  • Adultos mayores de 65 años de edad. El abuso de drogas en este grupo de edad es un problema debido al alto número de medicamentos recetados y a la falta de coordinación entre los médicos. Los síntomas de abuso de alcohol o drogas pueden confundirse con otros problemas o simplemente ser considerados síntomas de la edad. Muchos adultos mayores "se automedican" con alcohol para aliviar sus problemas de sueño, la depresión y otros problemas. El abuso de alcohol es más común que el abuso de drogas en los adultos mayores. En este grupo de edad, el alcohol contribuye a accidentes automovilísticos y otros tipos de lesiones graves. Para más información, vea el tema Abuso de sustancias en adultos mayores.
  • Población de bajos ingresos. El abuso de alcohol y drogas es un problema para muchas minorías, como los adultos discapacitados, las personas sin hogar y las poblaciones minoritarias.
  • Bebés. El consumo de drogas y de alcohol durante el embarazo puede causar defectos congénitos (de nacimiento) y aumentar el riesgo de muerte infantil. Los bebés tienen más probabilidades de tener discapacidades de aprendizaje y problemas sociales y de conducta cuando su madre consumió alcohol o drogas durante el embarazo. Los bebés cuya madre consume alcohol corren el riesgo de problemas derivados del síndrome de alcoholismo fetal .
  • Niños. Los estudios demuestran que los niños que ven abuso de drogas en su casa, especialmente de metanfetaminas, tienen índices altos de depresión, ansiedad, estrés postraumático, ira y abuso de alcohol y drogas. También tienen más probabilidades de tener problemas de aprendizaje y de que les vaya mal en la escuela.

Cómo reconocer un problema

El alcohol es parte de la vida de muchas personas y puede ser parte de tradiciones culturales y familiares. A veces, puede ser difícil saber cuándo se comienza a beber demasiado.

Hay una estrecha relación entre el consumo de drogas y alcohol y las conductas sexuales de alto riesgo. Esto aumenta la probabilidad de una persona de contraer infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) , hepatitis B y virus de inmunodeficiencia humana (VIH) .

Si cree que es posible que tenga un problema con la bebida o las drogas, complete un breve cuestionario para evaluar sus síntomas:

Herramienta interactiva: ¿Tiene un problema con el alcohol?
Prueba de detección de abuso de drogas (¿Qué es un documento PDF ?)

Revise sus síntomas para decidir si debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Herramientas de salud Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Herramientas interactivas le ayudan a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más. Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.
  Herramienta interactiva: ¿Tiene un problema con la bebida?

Revise sus síntomas

This site requires ActiveX controls and plug-ins to be enabled. If not already installed, the Free Adobe Flash Plugin is available for download.
Get Adobe Flash Player

Tratamiento en el hogar

Si está preocupado por su propio consumo de alcohol o de drogas:

  • Programe una cita con su médico para hablar sobre el problema.
  • Asista a una reunión de Alcohólicos Anónimos (AA) o Narcóticos Anónimos (NA), grupos de autoayuda que se dedican a ayudar a sus integrantes a estar sobrios y mantenerse así. Llame a Alcohólicos Anónimos o Narcóticos Anónimos para obtener información sobre la fecha y la hora de las reuniones programadas.

Si está preocupado por el consumo de alcohol o de drogas de otra persona:

  • Nunca ignore el problema. Trátelo como un problema médico.
  • Dígale a la otra persona que apoyará sus esfuerzos por cambiar.
  • Pregúntele si aceptaría ayuda. No se rinda después del primer "no", siga preguntando. Si la persona está de acuerdo, actúe ese mismo día para conseguir ayuda. Llame a un médico para obtener una cita inmediata o llame a Alcohólicos Anónimos para obtener información sobre la fecha y la hora de las reuniones programadas.
  • Confronte a la persona, si es necesario.
  • Asista a algunas reuniones de Al-Anon, un grupo de apoyo para familiares y amigos de personas alcohólicas. Lea un poco de información sobre el programa de 12 pasos.

Si está preocupado sobre el consumo de alcohol o de drogas de un familiar de mayor edad:

  • Programe una cita para una evaluación médica si nota una disminución en la lucidez mental de la persona o en su capacidad para realizar las funciones de cuidado personal.
  • Acompañe a la persona a la cita y hable con el médico sobre sus problemas con la bebida o de consumo de drogas recientes o a largo plazo.
  • Confronte a la persona, si es necesario.
  • Brinde apoyo a la persona durante la desintoxicación u otros tratamientos.
  • Ayude a establecer servicios comunitarios en el hogar, si es necesario. Los adultos mayores podrían beneficiarse de servicios comunitarios como atención en el hogar, programas nutricionales, programas de transporte y otros servicios.
  • Ayude en la toma de decisiones. Muchas personas mayores con problemas de abuso de sustancias no son capaces de procesar información o de comunicar eficazmente sus decisiones.

Si está preocupado por el problema de consumo de alcohol o de drogas de un adolescente:

  • Programe una cita para una evaluación médica del adolescente si muestra señales de abuso de sustancias.
  • Acompañe al adolescente a la cita y hable con el médico sobre sus problemas con el consumo de alcohol o de drogas recientes o a largo plazo.
  • Confronte a la persona, si es necesario.
  • Brinde apoyo a su adolescente durante la desintoxicación u otros tratamientos.
  • Verifique qué servicios hay disponibles en su área.
    • Hable con su departamento de recursos humanos sobre la necesidad de una remisión a su programa de asistencia al empleado, si tiene ese servicio disponible.
    • Hable con el consejero escolar o el oficial de recursos de la escuela del adolescente.
    • Visite el sitio web http://drugstrategies.org/teens/programs para obtener información sobre programas de tratamiento de drogadicción para adolescentes en todo Estados Unidos.
    • Comuníquese con el National Clearinghouse for Alcohol and Drug Information (NCADI, Centro Nacional de Distribución de Información sobre Alcoholismo y Drogadicción) al 1-800-729-6686 o en línea al www.health.org para obtener información sobre programas de tratamiento en su área.
  • Ayude en la toma de decisiones. Muchos adolescentes que tienen problemas de abuso de sustancias o alcohol no son capaces de procesar información ni de comunicar eficazmente sus decisiones.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico para evaluar sus síntomas si su problema con el alcohol o con las drogas se hace más frecuente o más grave.

Prevención

Algunos problemas de abuso de alcohol y drogas pueden prevenirse.

  • No beba alcohol ni consuma drogas si está embarazada. Beber o consumir drogas antes de intentar quedar embarazada y durante el embarazo aumenta las probabilidades de que su bebé nazca con defectos congénitos (de nacimiento) y con el síndrome de alcoholismo fetal .
  • Hable con sus hijos acerca de los efectos del alcohol y de las drogas. Los niños tienen menos probabilidades de consumir alcohol u otras drogas si sus padres los educan en forma temprana (durante los años de la escuela primaria) sobre los efectos del alcohol y de las drogas. Dé un buen ejemplo a sus hijos y no abuse del alcohol ni consuma drogas.
  • Aliente a su hijo adolescente a evitar el consumo de alcohol y de drogas. Beber o consumir alcohol o drogas durante la adolescencia pueden dañar el crecimiento y el desarrollo. También pueden hacer que algunos adolescentes desarrollen problemas de abuso de sustancias en el futuro. El consumo de drogas en este grupo de edad aumenta la probabilidad de que el adolescente participe en un delito, tenga un comportamiento sexual de alto riesgo, tenga accidentes y lesiones.
  • Ofrezca bebidas no alcohólicas en fiestas y comidas. No les dé a sus hijos la impresión de que se necesita consumir alcohol para pasar un momento agradable cuando se es adulto.
  • Reduzca su consumo de alcohol. Los niveles seguros son: menos de 2 bebidas al día para los hombres y 1 bebida al día para las mujeres. Una bebida es 12 onzas líquidas (360 mL) de cerveza, 5 onzas líquidas (150 mL) de vino o 1.5 onzas líquidas (45 mL) de licor fuerte. No beba todos los días. Vea el tema Beber y su salud.
  • Busque señales de estrés mental. Intente comprender y resolver las causas de la depresión , la ansiedad o la soledad. No consuma alcohol ni drogas para manejar estos problemas.
  • Pregúntele a su farmacéutico o a su médico si alguno de los medicamentos que consume actualmente puede causar dependencia.
    • Esté especialmente atento a los analgésicos (medicamentos para el dolor), los tranquilizantes, los sedantes y las pastillas para dormir. Siga las instrucciones cuidadosamente y no tome más de la dosis recomendada.
    • Asegúrese de que sus médicos sean conscientes de los medicamentos recetados por otro médico. Use una sola farmacia al comprar medicamentos con receta médica.
  • No tome medicamentos para dormir, perder peso o relajarse en forma regular. Busque soluciones que no incluyan medicamentos.
  • No deje de tomar repentinamente ningún medicamento sin la supervisión de su médico.
  • No beba alcohol cuando está tomando medicamentos. El alcohol puede reaccionar con muchos medicamentos y causar complicaciones graves.
  • No fume ni use otros productos de tabaco. Muchas personas vinculan el consumo de tabaco con el consumo de alcohol y drogas. Para más información, vea el tema Cómo dejar de fumar.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Con qué frecuencia bebe o consume drogas? ¿Qué drogas consume?
  • ¿Consume alcohol y otras drogas o medicamentos, tanto recetados como sin receta, al mismo tiempo?
  • ¿A veces bebe o consume más de lo que pretende?
  • ¿Qué tipos de alcohol o de drogas consume? ¿Cuánto consume cada día?
  • ¿Bebe o consume drogas cuando se siente "estresado"?
  • ¿Bebe o consume drogas cuando está solo?
  • ¿Puede beber más o consumir más de una droga determinada ahora que antes?
  • ¿Ha intentado reducir su consumo de alcohol o de drogas, pero no pudo lograrlo?
  • ¿Ha bebido o consumido drogas hoy?
  • ¿Qué edad tenía cuando consumió alcohol o drogas por primera vez?
  • ¿Cuándo consumió la dosis más alta de alcohol o de drogas en su vida?
  • ¿Tuvo alguna vez una laguna mental mientras bebía o consumía drogas?
  • ¿El consumo de alcohol o de drogas le está causando problemas en su trabajo, en su escuela o con su familia?
  • ¿Recibió alguna vez tratamiento por convulsiones o por latidos cardíacos irregulares?
  • ¿Con qué frecuencia ha cambiado de trabajo en los últimos 5 años?
  • ¿Hay algún familiar inmediato que tenga un problema de abuso de alcohol o drogas?
  • ¿Alguna vez su familia o sus amigos le dijeron que usted tenía un problema con el alcohol o con las drogas?
  • ¿Alguna vez recibió tratamiento por un problema similar en el pasado?
  • ¿Alguna vez usted o algún otro miembro de su familia recibieron tratamiento por depresión ?
  • ¿Alguna vez pensó en suicidarse o lo intentó?
  • ¿Alguna vez trató de hacerse daño o pensó en suicidarse mientras bebía o consumía drogas?
  • ¿Alguna vez maltrató a un niño o una pareja íntima mientras consumía alcohol o drogas?
  • ¿Alguna vez fue hospitalizado por un problema con las drogas o con el alcohol? Si ese fue el caso, esté preparado para hablar sobre los detalles con su médico.
  • ¿Qué medicamentos recetados y sin receta toma? Traiga consigo una lista completa a su cita.
  • ¿Tiene algún riesgo para la salud?

Referencias

Otras obras consultadas

  • Ewing JA (1984). Detecting alcoholism: The CAGE questionnaire. JAMA, 252: 1905-1907.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Emergency Medicine
Revisor médico especializado Peter Monti, PhD - Alcohol and Addiction
Última revisión 13 octubre, 2011

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.